La 100 Sociedad

27 junio, 2020 9:45

Un grupo de personas ocupó la casa de una enfermera luego que haya dejado su casa para ir a combatir la pandemia en un centro de salud de otro municipio.


Ocupan la casa de una enfermera en medio de la pandemia: "Tienen coche y contrataron fibra óptica"Ocupan la casa de una enfermera en medio de la pandemia: “Tienen coche y contrataron fibra óptica” (Imagen genérica)

Pilar, una enfermera de 62 años, se quedó sin casa luego de que se la ocupen un grupo de personas tras que se fuera durante la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus a un centro de salud de Reus, en Barcelona, España. 

“Soy vecina de Vic (otro municipio español), pero esto que os explicaré puede pasarle a cualquiera en España. Tengo 62 años, trabajo en un centro de salud de Reus y entraron en mi casa de Vic, mi única propiedad y en la que estoy empadronada. Solo hacía tres meses que la puse en venta al conseguir la plaza oficial en Reus”, expresó la mujer, en una carta a El Periódico. 

La enfermera denunció que “si os okupan vuestra vivienda ya no importará si solo hace 24 horas o si es vuestra vivienda habitual” y, a la vez, que pierde “todos los derechos sobre la casa y sobre todas vuestras posesiones más personales”. 

Miss Covid-19 y Señorita Pandemia: críticas a un nuevo certamen de belleza

Acto seguido, Pilar señaló una cruel realidad: “En este momento no podéis recuperar nada, tendréis solo lo puesto”. 

En tanto, hizo una fuerte crítica a la Justicia: “si los molestas o les cortas suministros, te denunciarán a ti, y esto puede costar indemnizaciones, la justicia te perseguirá; los okupas tendrán abogados de oficio y por lo tanto una vez más les saldrá todo gratis”. 

De hecho, la sanitaria quiso llegar a un encuentro pero no hubo caso. “En un intento de mediación, mis okupas tuvieron las narices de decir que esta casa les iba muy bien, que ellos no tenían problemas de dinero pero que querían una casa. ‘Los vulnerables’ que han ocupado mi casa tienen coche y a la semana contrataron fibra óptica”, relató. 

Coronavirus | “Inmunidad de rebaño”, la estrategia (fallida) de Suecia para combatir la pandemia

Luego, argumentó sobre la forma “rápida” de resolver el pleito. “La vía legal tardará entre uno y dos años en desalojarlos, mientras que el ‘desalojo exprés’ puede tardar 3 o 4 meses, eso sin época de coronavirus, y los costes del proceso son elevados”, sostuvo. 

Por último, la enfermera apuntó: “Me he sentido abandonada por instituciones, policía y justicia”. Y remató con gran indignación: “Esto me ha pasado durante el confinamiento, mientras los sanitarios estábamos trabajando. Mucho aplaudir, sí, pero este ha sido mi resultado”. 

Fuente: El Periódico.

Escuchá La 100 todo el día hacé click acá

Si querés escuchar Radio Mitre hacé click acá

Anterior Siguiente