Desde hace más de 20 años, Google es el motor de búsqueda más popular del planeta capaz, en tan solo una fracción de segundo a través de sus algoritmos, de revisar los miles y cientos de páginas web en Internet para encontrar los resultados más útiles y relevantes.

Aun así, la forma más rápida de encontrar exactamente lo que se busca no siempre es obvia y, en ocasiones, los usuarios se han podido encontrar con resultados en su búsqueda que no eran los esperados, ¿qué ha podido pasar? Daniel Russell, investigador científico senior en Google, destaca algunos de los errores más comunes que impiden que encuentres lo que quieres.

Si está en Internet, ¿por qué no lo encuentro?

En lo que a búsquedas en el vasto universo de Internet se refiere, Google sigue siendo el rey, y por mucho: tomando cifras del año pasado, el gigante tecnológico tiene una cuota de mercado a nivel mundial del 92% en lo que a buscadores online se refiere, según Statista.

Y, aunque los de Mountain View han afinado mucho la manera de ofrecer resultados de búsqueda en sus más de 20 años de historia, a veces los usuarios no somos capaces de dar con lo que queremos encontrar en la red. Russell dice que esto muchas veces tiene remedio y solo hay que seguir una sencilla guía.

El experto de Google afirma que uno de los motivos por los que normalmente fallamos en nuestra tarea es que realizamos solo una búsqueda: “Se sugiere realizar al menos dos o tres búsquedas, sobre todo si se trata de un tema complejo, ya que en muchas ocasiones se asume que las primeras respuestas que aparecen son las que más adecuadas”.

No obstante, Russell recuerda que hace unos días se presentó en el Google I/O 2021 la función MUM (Modelos Unificados Multitarea), una nueva tecnología que permite reducir a una única búsqueda algunas tareas complejas que, actualmente, necesitan realizar más de una consulta para recabar toda la información necesaria.

Ojo a las fuentes, que no te engañen. El investigador subraya que hay que asegurarse de que la web a la que se llega es la mejor fuente de información para lo que se está buscando. Asimismo, “es importante dar con una información fiable y creíble, especialmente en momentos como el actual a causa de la crisis sanitaria”, destaca.

La compañía también está trabajando en esto y en la misma conferencia mundial que ya mencionábamos anunció el comienzo de la implementación de ‘Acerca de este resultado’, que ofrece detalles sobre la página como la descripción, cuándo se indexó por primera vez y si la conexión es segura. Además, Google añadirá más adelante en esta nueva función otros datos relativos a la descripción proporcionada por la propia página web, los comentarios de otras fuentes sobre ella y artículos relacionados que el usuario puede consultar. Para que no te cuelen fakes.

Uno de los clásicos a la hora de usar bien los buscadores es definir los términos de búsqueda previamente. A veces metemos en esa pequeña cajita cosas ‘al tuntún’ y, en lo que a buscar en Internet se refiere, las palabras clave son lo más importante de las preguntas que se realizan. El consejo de Russell es “navegar en paralelo”, es decir, probar diferentes variaciones de la búsqueda en distintas pestañas del navegador y comparar los resultados obtenidos.

Otro pequeño truco que recomienda el investigador es no limitarse a las búsquedas por palabras, sino echar mano también de la potente red de imágenes indexadas en Google.

Finalmente, un error común que señala Russell es que muchas veces evitamos resultados ofrecidos por el buscador porque contienen términos o información que no reconocemos o no entendemos en un primer vistazo. El experto desaconseja hacer esto “porque, al hacerlo, el usuario puede estar perdiendo información valiosa que podría incluir las respuestas que está buscando”. “En lugar de descartarlo, hay que intentar realizar otra búsqueda en Google con las palabras que no se reconocen”, indica.

El truco de los símbolos

Si eres de los que ya ‘se ha pasado Google’ sabrás que el buscador cuenta con algunos atajos interesantes para afinar más en las búsquedas. Hablamos de insertar ciertos símbolos junto a las palabras que pueden limitar millones de resultados potenciales para que solo aparezcan los que son relevantes:

  • Comillas: al insertar comillas en la palabra o la frase se acorta la búsqueda.
  • Guiones: si se añade guiones antes de una palabra, se excluirá ese término en los resultados mostrados.
  • La barra vertical: al poner una barra vertical -como esta ‘|’- entre los términos de búsqueda, se mostrarán los sitios web que tengan alguno o todos los términos, ya que el operador de barra vertical significa básicamente ‘O’ para Google.
  • Dos puntos entre dos números: si se añaden dos puntos entre números, se mostrarán resultados dentro de esos rangos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.