Una solicitada que lleva las firmas del presidente y la vicepresidente de la UCR bajo el título “contra la violencia política en nuestra provincia” fue el puntapié de un arduo debate en la cámara de Diputados. De allí es que para el oficialismo (FPV-PJ) en realidad lo que busca la oposición es instalar “mediáticamente un Estado de violencia política”.

El desarrollo de la sesión se tensó ante la ausencia de un legislador en recinto. Sucede que se estaba tratando la iniciativa que regula la actividad profesional del acompañante terapéutico, pero no se alcanzaba el quórum por la mínima (20 presentes de los 21 diputados necesarios).

En ese momento, Armando López Rodríguez (FPV-PJ) pidió la palabra para señalar que no se podía pasar por alto la solicitada en la cual “se hizo referencia a hechos de violencia”.

La alusión al tema creó malestar en el bloque opositor mayoritario, entendiendo que no era el momento de hacerlo ya que estaba en tratamiento otro proyecto.

Pasados los minutos, Rodríguez continuó para puntualizar respecto a la denuncia de Fernando Musella contra el representante en YMAD por Catamarca, Ángel Mercado. Sobre este tema, mencionó que el “fiscal, Figueroa, ha enviado a archivo la denuncia de Musella contra Mercado”.

Verónica Rodríguez Calascibetta  (FCS-Cambiemos) adujo que desconocía que el fiscal haya enviado a archivo, remarcando que “necesitamos fiscales probos que investiguen todas las causas independientemente de contra quien sea”.

Luego siguieron el opositor Víctor Luna y Sergio Saracho (Renovación Plural Peronista), quienes “estiraron” el tiempo hasta tanto llegue al recinto Fernando Jalil (RPP) en base a la necesidad de avanzar con el tratamiento de los proyectos.

Mientras tanto, aún sin quórum, Cecilia Guerrero (FPV-PJ) retomó el tema de la solicitada para remarcar que los presidentes de la UCR “intentaron instalar mediáticamente lo que ellos califican como un Estado de violencia política”.

A la vez, recordó que “en  otras épocas se echaban jueces por decreto y se manipulaban resoluciones judiciales”.

“No lo escuché decir nada cuando un intendente amenazó de muerte a empleados municipales o cuando ‘Torito’ Ponce fue asesinado haciendo militancia”, continuó.

Cecilia Guerrero, Diputados Catamarca
Cecilia Guerrero, Diputados Catamarca

Entrada en la denuncia de Musella, Guerrero cuestionó algunos puntos: que la denuncia penal fue en septiembre del 2017 ante hechos de abril del 2016 y que siendo un profesional del derecho que teme por su seguridad o la de su familia no presentó la denuncia antes. “¿No tiene apariencia de operación?”, indagó.

“El fiscal que interviene no fue designado por este gobierno, viene de gestiones anteriores”, rememoró.

La presidenta del bloque FCS-Cambiemos, Marita Colombo, fue quien respondió de parte de la oposición.

“No vamos a entrar en la polémica porque sería ociosa, aunque le recuerdo que este bloque no eludió ningún debate”, dijo, acotando que “indigna que la Justicia permita que pasen años para esclarecer las causas, porque es indulgente con los poderosos”.

“No se puede mandar a archivo una causa por amenazas sin siquiera ordenar una mínima pericia”, espetó.

A su turno, el diputado Augusto Barros consideró que “una verdad a medias es una mentira también”, remarcando que “hay quienes pretenden medrar con el engaño o con la violencia nosotros frente al engaño y frente a la violencia impondremos la verdad que vale mucho más que eso”.

A la vez, el legislador oficialista hizo un raconto de lo sucedido en 20 años de gobiernos del FCS, señalando todas las acciones “represivas que se le endilgan a Nación en contra de las manifestaciones populares”.

 

Citación

En la continuidad, tras aprobar dos proyectos, se dieron un par de hechos particulares. Por una parte, la diputada Selva Segura (FCS-Cambiemos) quiso retirarse durante el tratamiento a la ley de “seguimiento del recién nacido prematuro”. No pudo hacerlo por cuanto se le avisó que si se retiraba dejaba sin quórum la sesión.

De acuerdo a lo que explicaron, ello implica que se le aplique descuento a la dieta, ya que así lo establece el reglamento interno de la cámara.

El otro de los hechos estuvo relacionado con la presidenta del bloque opositor mayoritario.

Es que, tras aprobarse la iniciativa de seguimiento, el bloque procedió a retirarse del recinto y en un momento Colombo le señaló al oficialismo: “Así como hicieron el circo de sentarlo a (José) Furque, queremos que en la próxima sesión se presente Musella”.

 

En el Congreso

En diputados del Congreso, la legisladora por CABA, Cornelia Schmidt Liermann (Unión PRO), presentó un proyecto de repudio por las amenazas a Musella y solicitando a la provincia que tome recaudos.