Pablo Fernando Angelina (50) continuará privado de su libertad mientras avanza la investigación en su contra, acusado de amenazar a su madre y a su hermano.

Pablo Angelina
Pablo Angelina

El fiscal de instrucción Nº 1, Víctor Figueroa, quien investiga la causa, logró que el juez de Control de Garantías en turno le diera la derecha para que el imputado continúe detenido.

La audiencia de control de detención se realizó ayer por la mañana. El magistrado de turno revisó el expediente y el fiscal expuso los motivos por los que consideraba que Angelina debía continuar privado de su libertad.

El pasado martes 7 del corriente mes, efectivos de la comisaría Quinta lo aprehendieron tras la denuncia radicada por sus familiares.

Fue imputado e indagado, ocasión en la que brindó una larga versión exculpatoria.

El fiscal indicó que su libertad representa un potencial riesgo para su madre, ya que ambos estarían conviviendo en el domicilio.

Figueroa ordenó la realización de pericias psiquiátricas y psicológicas para Angelina, las cuales comenzarían a llevarse adelante a la brevedad.

Angelina purgó una condena de 18 años luego de matar a su esposa, María Belén Galetto, el 9 de febrero de 1998. Con un revólver calibre 22, le efectuó ocho disparos que terminaron con su vida de forma inmediata.

Cuando ya ostentaba libertad condicional, fue denunciado por su madre, quien lo acusó de amenazas y pidió su exclusión del hogar.

A principios de este año, volvió a las tapas de los matutinos, sospechado de la muerte de su reciente esposa, Luciana Farías, en Búzios.