Los habitantes de Texas (Estados Unidos) están sufriendo actualmente una ola de calor que está suponiendo problemas a las redes eléctricas. El Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) ha instado a los residentes a elevar la temperatura de sus termostatos. Sin embargo, muchos se han quejado de sus termostatos inteligentes han sido controlados de manera remota para ahorrar energía.

Según un informe de WFAA, afiliada local del medio estadounidense ABC, algunos habitantes de la zona de Houston se inscribieron sin querer a un programa conocido como ‘Smart Savers Texas’ como parte de una promoción.

¿Cómo ha ocurrido esto? Por lo visto, los usuarios no leyeron la letra pequeña de un sorteo en el que participaron con el que los clientes otorgaban permiso a EnergyHub para que controlasen sus termostatos durante los periodos de alta demanda energética.

Brandon English, uno de los residentes afectados, explicó a WFAA que descubrió que la temperatura de su termostato inteligente había subido al llegar el miércoles del trabajo, mientras su esposa y su hija se echaban la siesta. Habían estado durmiendo lo suficiente como para que la casa ya hubiera alcanzado los 78 grados [Fahrenheit] -comenta English-. Así que se despertaron sudando”.

Tan pronto como English se enteró, se dio de baja del programa. No obstante, señaló su preocupación ante la posibilidad de que el ajuste remoto de la temperatura podría haber afectado la salud de su familia.

¿Estaba mi hija a punto de sobrecalentarse? Tiene 3 meses. Se deshidratan muy rápido”, apuntó English a WFAA.

¿Qué es EnergyHub y cómo funciona?

En el sitio web de EnergyHub, explican que están asociados a varios proveedores de termostatos, como Google y Amazon; además de colaborar con empresas de energía, como National Grid, CenterPoint Energy y ERCOT.

Erika Diamond, vicepresidenta de soluciones para clientes de EnergyHub, explicó a Gizmodo que, en los periodos de ahorro de energía, el sistema “aumenta la temperatura en los termostatos participantes hasta en cuatro grados”. Con esta medida, la compañía pretende “reducir el consumo de energía y aliviar el estrés en la red”.

Asimismo, Diamond comentó que los clientes generalmente reciben una oferta para unirse al programa de su proveedor de energía o del fabricante del termostato, pero que en cualquier caso pueden decidir no participar.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.