En horas de la siesta de ayer, personal de Drogas Peligrosas materializó un importante procedimiento en el que se desarticuló a uno de los principales proveedores de ansiolíticos a kioscos de drogas de la zona norte de la Capital y Valle viejo.
Tal y como lo anticipó El Esquiú.com en su edición del domingo, la policía detuvo a un hombre de 46 años de apellido Brizuela y secuestró más de 500 recetas truchas, cocaína, sellos apócrifos, pastillas, dinero en efectivo y celulares que serían de suma importancia para la causa.
El procedimiento se realizó en un domicilio de avenida Recalde 2663 donde funciona como fachada, según los investigadores, un polirrubro que incluye ferretería, kiosco y quiniela.
En el lugar los pesquisas secuestraron recetarios que pertenecen al hospital San Juan Bautista con firmas adulteradas de profesionales médicos de la especialidad Psiquiatría.
La investigación inició meses atrás, luego de que el personal de Drogas Peligrosas a cargo del comisario Carlos Kunz advirtiera un incremento de secuestros de pastillas durante los allanamientos, hecho en el que -según anticipó este diario- se encontrarían involucradas varias farmacias de la Capital y Valle Viejo en el foco de los investigadores, ya que están sospechadas de formar parte de una red para proveer de ansiolíticos a narcos locales.
Con la pista fuerte que se trabajó hace varios meses sobre la causa, ayer pasadas las 14 se efectuó la medida ordenada por el juez federal Ricardo Antonio Moreno, con resultados altamente positivos.
En el domicilio se logró el secuestro de 521 recetas de psicofármacos tales como Dormicum,  Clonazepam, Rivotril, entre otros ansiolíticos, además de tranquilizantes y otros medicamentos pre-anestésicos que eran utilizados para cortar la cocaína, según expresaron los investigadores.
También se incautaron 300 gramos de clorhidrato de cocaína y gran cantidad de pastillas, dos celulares que contienen información sobre de la red de comercialización que manejaba el ahora detenido y 1600 pesos en efectivo.
Asimismo, de acuerdo a lo surgido de las averiguaciones pertinentes, se procedió al secuestro de un automóvil que presuntamente era utilizado para realizar la distribución de las drogas. 
Carlos David Brizuela (46) quedó en calidad de detenido por orden de la Justicia Federal ya que, según surgió de la investigación en su contra, presuntamente se dedicaba a falsificar recetas truchas con el membrete del hospital San Juan Bautista.
También se conoció que en primera instancia, aparentemente los médicos no prestarían servicios en esta provincia o se encontrarían residiendo en este momento en la Capital Federal.
La investigación continúa ya que se sospecha que el presunto narco detenido contaba con la complicidad de empleados de farmacias que colaborarían en el accionar delictivo.
Finalmente, el modus operandi de esta persona deja al descubierto la falta de control por parte de las autoridades de salud, según indicaron fuentes ligadas a la investigación en relación con la facilidad con la que se adquiría la droga.
Artículo anteriorDocentes rechazaron el 20%
Artículo siguienteReunión entre Pfeiffer y el diputado Andrés Larroque
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.