Un conflicto vecinal desencadenó, en los primeros minutos de la madrugada de ayer, una dramática situación en la que estaba en riesgo la vida de una mujer, pareja del ahora detenido, quien para evitar el arresto de la policía tomó de rehén, literalmente, a su pareja, la roció con alcohol, luego, hizo lo mismo con las pertenencias de la habitación en donde estaban -un colchón, una cama y una mesa- y, finalmente, se roció él, amenazando con un encendedor en la mano de “prender fuego” y “acabar con todo”.

La dramática situación tuvo lugar a las 0.30 de la madrugada, en el domicilio sito en la avenida Bicentenario, al costado del canal de riego, más precisamente en la casa del conocido puntero político, Rolando Javier Rosales (46).

Al lugar había arribado personal de la Comisaría de Valle Chico, a requerimiento de Evangelina Reinoso, quien es vecina del mencionado, manifestando que, durante todo el día, había mantenido inconvenientes con Rosales por la luz y el agua de los terrenos usurpados, amenazándola de muerte y diciéndole que le prendería fuego el rancho junto a sus hijos menores de edad.

Ante el relato de la vecina, los efectivos intentaron dialogar con Rosales, quien empezó a gritar que se prendería fuego intentando atentar contra su vida, para rápidamente ingresar a la casa en donde tomó, literalmente, como rehén a su concubina, M.E.G. (44), a quien también la roció con alcohol y a los muebles, como colchones y, sosteniendo un encendedor en la mano realizaba ademanes de prender fuego. Cabe señalar que, Rosales, según informó la policía, estaba bajo los efectos del alcohol, pudiéndosele advertir aliento alcohólico al momento de intentar dialogar con este.

Mientras el sujeto permanecía en el interior de la vivienda, la policía irrumpió e ingresó reduciendo a Rosales, haciéndolo desistir de su peligrosa intención. Para ello, informaron fuentes policiales que los efectivos a cargo del procedimiento debieron hacer uso de la fuerza pública ya que el masculino puso resistencia todo el tiempo.

Luego de resguardar a la mujer, Rosales fue trasladado a la Comisaría por personal del grupo GIR, quienes se constituyeron en el lugar a requerimiento de sus pares.
Finalmente, el procedimiento fue puesto en conocimiento de la fiscal Miriam López, quien, entre otras medidas, dispuso la detención de Rosales. Asimismo, se supo que, tanto Reinoso como la concubina del ahora detenido realizarían la denuncia en la Unidad Judicial Nº 9.