Nos quejábamos de que se había instalado un ‘veroño’ eterno y de que no llegaba el frío, pero por fin asoma la ventisca. Y el invierno va a ser muy duro, especialmente para los bolsillos: los expertos apuntan a que la factura del gas se va a multiplicar por cuatro o por cinco durante la estación de las nieves, lo que significa, poniéndolo simple, que una factura habitual de 500 euros podría llegar a los 2.500 sin hacer nada fuera de lo habitual.

Según el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, las cuotas de las comunidades de vecinos están subiendo hasta un 40% por la crisis del gas y la inflación.

El aumento del precio de la electricidad, fundamentalmente del gas, está afectando muy negativamente a las comunidades de propietarios, siendo especialmente significativo el impacto por el incremento del gas, que está llevando a una situación económica límite a las comunidades de propietarios que ya han tenido que elevar sus presupuestos por este aumento de la energía y reducir el horario de calefacción, entre otras medidas”, señalaba en septiembre CAFMadrid en una nota de prensa.

No obstante, y como punto positivo, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas -CGCAFE- y CAFMadrid lograron que el Gobierno escuchara su petición y aprobase que se aplique la reducción del IVA del 21% al 5% en las facturas de gas para las comunidades de propietarios.

Ahora piden que se extienda la tarifa regulada de gas a todas las comunidades de propietarios con calefacción central, porque “la incertidumbre de un invierno con un suministro insuficiente en un mercado libre y la subida de los combustibles harán muy difícil que los vecinos puedan asumir los costes de este servicio”, destacan desde el colegio.

Para Isabel Bajo, presidenta de CAFMadrid, “se da la paradoja de que una casa muy poco eficiente y considerada de lujo, como podría ser un chalet unifamiliar, puede disfrutar de una tarifa regulada y una vivienda con calefacción central comunitaria, un sistema más popular y eficiente, por el que se ha apostado para racionalizar el uso de la energía, está en el mercado libre pagando más del doble por calentar su vivienda”.

La respuesta ciudadana: comprar sus propios aparatos

Ante la situación que indica el colegio, el hecho de que muchas comunidades hayan reducido horarios de calefacción -incluso se hayan planteado prescindir de ella- y hayan subido los precios, parece que los usuarios han respondido ‘buscándose la vida’: las principales marcas de electrodomésticos y retailers afirman que se ha disparado la venta de aires acondicionados y otros aparatos para hacer frente al frío sin gastar una fortuna.

Así, la táctica de los vecinos de estas comunidades con calderas colectivas es utilizar estos aparatos como bombas de calor. Las grandes superficies especializadas en este tipo de dispositivos detectaron ya en septiembre cómo sus clientes acudían con mayor anticipación que años atrás para comprar soluciones de cara a la bajada de las temperaturas.

Desde LG España explican para 20BITS que durante el mes de septiembre han visto un aumento significativo en las ventas de aires acondicionados.

Comparando los resultados entre agosto de 2021 y agosto de 2022, las ventas de estos aparatos han crecido un 93,43% para la compañía. Pero es más relevante aún el incremento si nos vamos a 2019, cuando todavía no hablábamos de crisis energética y no había problemas en el precio de la luz y gas: las ventas han subido un 305,43% de agosto de 2019 a agosto de 2022.

Podría pensarse que son los ‘tardanos’ los que se apuntan a comprar un aire acondicionado para hacer frente al calor, pero en los meses de septiembre también se ha notado un cambio: comparando 2021 con 2022 el incremento de ventas ha sido del 57,66% y comparando 2019 con 2022 las operaciones han crecido un 180,47%. Por lo tanto, desde la compañía opinan que se trata de una respuesta ante las subidas en el precio del gas.

Esa misma sensación es la que tienen desde MediaMarkt, uno de los grandes retailers y punto clave en ventas del sector.

“Desde hace unos días, hemos empezado con la implantación de la campaña de calefacción, y en este sentido, sí que hemos notado que el comportamiento de los clientes está variando y se están adelantando para poder tener sus hogares preparados ante la llegada de la bajada de las temperaturas”, afirma para 20BITS un portavoz MediaMarkt Iberia.

Y añade: “En los últimos años ya hemos notado un aumento de la demanda de calefacción eléctrica de bajo consumo, entre los que se encontrarían los eco-emisores y los calefactores cerámicos, así como productos de gas. Además, cabe desatacar el aumento de ventas de los aparatos de aire acondicionado fuera de los meses estivales, lo que hace que la bomba de calor se incluya como uno de los métodos de calefacción más económicos en lo que a consumo eléctrico se refiere”.

Asimismo, Óscar Gundín, Account Manager Key Account Iberia en TCL Electronics Group, comenta para 20BITS que recientemente, “frente al alto coste del gas”, es frecuente que tanto las comunidades de vecinos, con sistemas de calefacción central, como usuarios individuales busquen soluciones para calentar sus hogares y que “se alejen de fuentes de energía como el gas, por el aumento significativo de sus precios”. “Buscan soluciones más eficientes y que no dependan del gas”, insiste.

Ante esta situación, continúa Gundín, “muchos consumidores se decantan por sistemas de aire acondicionado, que son bombas de calor, para calentar sus hogares, lo que se traduce en un aumento exponencial de las ventas de estos equipos, en meses tradicionalmente con menos demanda de este tipo de producto, frente a los de verano”.

En este sentido, el experto subraya que la aerotermia, fuente de energía renovable que permite utilizar el aire exterior como fuente gratuita de climatización, puede suponer un 25% de ahorro frente a una caldera de gas natural y un 50% frente a una caldera de gasóleo.

Las bombas de calor ofrecen “una eficiencia mayor que otros sistemas, ya que son capaces de producir más energía que la que consumen, hasta 3 o 4 veces más (los aparatos de aire acondicionado aportan tres o cuatro kWh térmicos por cada kWh eléctrico). Es decir, recibiremos más calor por cada Kw eléctrico invertido frente a otros sistemas de calefacción. Debemos tener en cuenta también que este tipo de calefacción permite eliminar la humedad en el ambiente del interior de la vivienda”, informa Gundín.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorIntensa búsqueda de un atleta extraviado en Capayán
Artículo siguiente¿Cómo estará el tiempo hoy?
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.