Transportar energía de un país a otro es posible. ¿Cómo? Una vez más la respuesta está bajo el mar. Un gran cable submarino de alta tensión llevará la electricidad capturada en los desiertos del norte de Australia al sureste asiático para 2027. Marruecos dispondrá a finales de esta década de una planta solar y eólica de 10,5 GW, energía que será enviada directamente a Reino Unido mediante un conducto que bordee las costas de España y Portugal.

Hablamos de 4.500 y 3.800 kilómetros respectivamente de corriente bajo el agua. ¿Cómo funcionan? ¿Qué se necesita para construirlos? ¿Son más efectivos que otras formas de abastecimiento energético?

Durante los últimos meses se han dado a conocer estos proyectos, megaconstrucciones que se convertirán en las más colosales de su campo, pues existen otras experiencias de cables submarinos de energía, pero ninguna tan grande como las que se plantean para Australia y Marruecos.

El calor de los desiertos de Australia podría suministrar el 20% del suministro eléctrico de Singapur

La energía generada en una nueva granja solar instalada en los desiertos del norte de Australia se llevará a la región indopacífica, llegando hasta Singapur, ciudad a la que podría abastecer del 20% del suministro eléctrico.

La compañía que desarrolla el proyecto, Sun Cable, dice que será la granja solar más grande del mundo y visible desde el espacio cuando se construya cerca de la ciudad de Elliott, a medio camino entre Darwin y Alice Springs.

Para conectar estos territorios se va a desplegar un cable submarino de 4.500 kilómetros, un proyecto que según sus promotores estará listo para 2027 y que se espera que proporcione 1.500 trabajos directos y 12.000 trabajos indirectos durante la construcción, con 350 trabajos operativos a largo plazo repartidos entre el sitio de la granja solar en Elliot y Darwin.

¿Cómo funciona? La electricidad fluiría 750 kilómetros hasta una batería solar en Darwin, luego se pasaría por un cable submarino 4.500 kilómetros hasta Singapur, suministrando el 20% de la demanda de energía de la ciudad-estado, con planes para continuar hasta Indonesia.

Se espera que la construcción comience a fines de 2023, y que la energía solar llegue a Darwin en 2026 y a Singapur el año siguiente.

“Se está produciendo una importante transición energética en el Indo-Pacífico y la proporción de energía suministrada por la electricidad está creciendo rápidamente. En el sudeste asiático, la demanda de energía está creciendo a un promedio del 6% por año y se prevé que crezca un 60% para 2040. La demanda de electricidad renovable se está acelerando debido a su bajo costo. Australia tiene el recurso solar per cápita más alto del mundo en el G20 y el segundo más alto del mundo. Existe una oportunidad única de exportar grandes volúmenes de energía renovable, lo que respalda las necesidades energéticas regionales y mantiene el crecimiento económico”, explican desde Sun Cable.

Llevar el sol de Marruecos a Reino Unido para cubrir el 8% de su energía

Guelmim-Río Nun es una de las doce regiones de Marruecos y cuenta con una superficie de más de 46.000 kilómetros cuadrados. Cercano a las Islas Canarias, este territorio tendrá para finales de esta década una planta solar y eólica de 10,5 GW. Sin embargo, esta energía no se quedará en el país, sino que servirá para abastecer el suministro eléctrico de Reino Unido.

¿Cómo? Mediante un gran cable submarino de energía que bordeará las costas de España y Portugal, alcanzando una longitud de 3.400 kilómetros. En concreto, el Proyecto de Energía Marruecos – Reino Unido estará compuesto por cuatro cables de alto voltaje.

Detrás de esta megacontrucción está Xlinks, una compañía británica que busca proporcionar energía a 7 millones de hogares en Reino Unido para 2030, es decir el 8% de la energía necesaria en el país, mediante este cable proveniente de África. La planta eólica y solar que allí se instalará tendrá alrededor de 1.500 kilómetros cuadrados y de la capacidad energética que tendrá 7 GW serán solares y los otros 3,5 GW eólicos.

El recorrido del cable que conectará Marruecos y Reino Unido.
El recorrido del cable que conectará Marruecos y Reino Unido.
Xlinks

¿Por qué este territorio de Marruecos? La compañía afirma que dicha zona tiene la tercera irradiación horizontal global (GHI) más alta del Norte de Africa. En otras palabras, las horas de sol disponibles cada día a lo largo del año. En los días de invierno más cortos aún consigue 10 horas de sol. Esto es el 20% más que España y el doble que Reino Unido.

Para su construcción y desarrollo, este proyecto tiene una inversión prevista de alrededor de 20.000 millones de euros y se espera que el primer cable esté acabado para 2027 y dos años más tarde los otros tres.

[embedded content]

¿Cómo es un cable submarino de energía?

Un cable de alimentación submarino es un cable de transmisión para transportar energía eléctrica por debajo del agua, generalmente del agua salada, pero también es posible usarlos bajo grandes lagos y ríos.

Como en el caso de los cables submarinos dedicados a la transmisión de datos, de los que ya te hemos hablado, estos llevan un núcleo principal en la parte más interna que va recubierto por aislamiento y capas protectoras.

El conductor -núcleo principal- está hecho de alambres de cobre o aluminio y para el aislamiento se suele utilizar polietileno reticulado con un espesor de hasta unos 30 mm. Asimismo, están equipados con una funda de plomo extruido para evitar la entrada de agua. La mayoría de los sistemas de transmisión de energía eléctrica utilizan corriente alterna (CA), porque los transformadores pueden cambiar fácilmente los voltajes según sea necesario.

Actualmente, el cable de alimentación submarino más largo es el que conecta Reino Unido y Noruega bajo el mar del Norte, con 720 kilómetros. Conecta la red eléctrica de Kvilldal -un complejo hidroeléctrico en el sur de Noruega- con Cambois, cerca de Blyth, en el noreste de Reino Unido.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.