El fabricante aeronáutico Airbus tiene su sede en Blagnac (Toulouse, Francia). Ahí, construyen sus famosos aviones, sin embargo, muchas piezas que usan para ello proceden de otras partes del mundo, por lo que necesitan ser transportadas. Sus cinco aviones de carga Airbus Beluga originales no eran capaces de transportar de forma eficaz todas las partes que requerían para la fabricación y eso animó a la marca a crear una versión XL. 

Antes de Beluga XL

Antes de que a la marca se le ocurriese crear un Beluga más grande, los ingenieros tuvieron la idea de reutilizar Antonov Av-225, que era el avión más grande del mundo (se ha destruido en la guerra de Ucrania y Rusia). No obstante, la aeronave tenía una bodega de carga muy estrecha.  

Otra idea que desecharon fue la de pedir ayuda a la empresa rival Boeing y solicitar los servicios de transporte de Boeing Dreamlifter (un antiguo 747-400 modificado). Pero finalmente se decantaron por crear una versión gigante del ya del por si enorme Airbus Beluga. 

La plataforma A330 fue la base de Beluga XL

Para no empezar un proyecto de cero, que implicaba años de diseño, investigación, pruebas y desarrollo e invertir una gran cantidad de dinero, Airbus decidió construir su nuevo avión sobre una plataforma existente de los años 90: la del A330. Los ingenieros cortaron la aeronave por la mitad y conservaron el fuselaje original de la parte inferior

Para construir el avión Beluga XL, la compañía recurrió a la plataforma de otro vehículo que habían desarrollado en los 90.
Para construir el avión Beluga XL, la compañía recurrió a la plataforma de otro vehículo que habían desarrollado en los 90.
Airbus

Mientras que la parte de abajo fue la misma que la del A330, toda la zona superior fue nueva. Airbus colocó nevos paneles para dar forma a una enorme bodega, para la carga, y dieron un aspecto de beluga al avión, para hacer honor a su nombre. 

El proyecto Beluga XL contó con el trabajo en equipo de varias compañías: Stelia Aerospace (Francia) fabricó el morro, la cabina y las puertas de carga principales; Deharde Aerospace (Alemania) se centró en el fuselaje superior; Aernnova Aeroestructuras (España) se encargó de los paneles superiores traseros y el estabilizador vertical; y Rolls-Royce (Reino Unido) desarrolló los dos motores turbofán Trent 700. 

Cada pieza construida desde distintos puntos de Europa se enviaron a Toulouse (Francia) para que Airbus las ensamblase y formase su gran avión de transporte de carga. En 2017, el 75% de las tareas de montaje estaban terminadas. A principios de 2019, ya estaba preparado para las primeras pruebas y, el 19 de julio de ese año, Beluga XL alzó el vuelo por primera vez. 

[embedded content]

El proyecto comenzó en 2014 y estuvo listo en 2019, por lo que Beluga XL tardó 5 años en desarrollarse, pero podría haber tardado más. El trabajo conjunto de diversas empresas europeas y el uso de parte del esqueleto de otra aeronave fue lo que permitió que Airbus pudiese disfrutar antes de su gigantesco avión. 

Las dimensiones de Beluga XL son extraordinarias: mide 63,1 metros de longitud y tiene una altura de 18,9 metros. Además, es capaz de cargar hasta 51 toneladas y tiene un alcance de 4.000 kilómetros. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorSe capacitaron 480 operarios para la industria de la confección
Artículo siguienteSan Lorenzo de Alem clasificó a las semifinales
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.