Los robots cuadrúpedos no son ninguna novedad. Gracias a su estructura, estos aparatos se caracterizan por su agilidad y su capacidad de moverse por terrenos complicados para las máquinas con ruedas. Sin embargo, recientemente se han empezado a poner a prueba para usarse como armas.

La compañía estadounidense Ghost Robotics ha sido la encargada de desarrollar Vision 60. Este robot cuadrúpedo puede portar un arma personalizada como SPUR (“rifle no tripulado de propósito especial”), fabricada por los especialistas Sword International.

SPUR está diseñada para poder adaptarse a diversas plataformas robóticas y una de ellas es Vision 60. El arma cuenta con un zoom óptico de 30x, una cámara térmica que permite apuntar incluso en la oscuridad y un alcance efectivo de 1200 metros.

La colaboración entre Ghost Robotics y Sword International no está todavía clara. No obstante, el Departamento de Defensa de EEUU ya está comenzando a probar la combinación de ambas máquinas.

Además de ser usados como armas, los robots cuadrúpedos pueden ser especialmente útiles llevando cargas útiles, realizando mapeos remotos, desactivando bombas o para detectar materia QBEN (química, biológica, radiológica y nuclear).

El 325 ° Escuadrón de las Fuerzas de Seguridad en la Base de la Fuerza Aérea Tyndall (Florida) fue la primera unidad del Ejército estadounidense en emplear robots cuadrúpedos en sus operaciones el año pasado.

De momento, estos robots son usados para patrullar el perímetro de la base en áreas “no deseables para seres humanos y vehículos”, según detalló Jiren Parikh, CEO de Ghost Robotics en una entrevista.

Otra firma conocida por sus robots cuadrúpedos es Boston Dynamics, pero esta mantiene una política estricta contra equipar de armamento a sus aparatos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.