Música 31 Ago

En una reciente entrevista, la artista reveló por qué se fue de las redes sociales.

Lorde es una artista con ideas propias y mucha seguridad. Y lo mostró una vez más en una reciente entrevista con The Wall Street Journal, en donde dejó en claro aquello que no le gusta de la fama -y cómo lo maneja- y  por qué se alejó de las redes sociales.

Lorde saltó a la fama con su hit “Royals” (“Pure Heroine” – 2013) cuando tenía nada más que 16 años y se convirtió en una artista de fama mundial, lo que hizo qye tuviera que enfrentarse a la industria a muy temprana edad. 

Sobre eso habló con The Wall Street Journal: “Todo en mí estaba cambiando. Había cosas que no iba a hacer si no eran cómodas para mí. Llevaba la ropa que tenía ganas de usar. Llevaba trajes. Me encantaban los trajes. Me sentía poderosa en ellos”. Y agregó: No quería que la gente hablara sobre el aspecto de mi cuerpo. Cuando sos adolescente, lo usás como un atuendo que todavía no te queda. Mi apariencia no es un gran centro de curiosidad ahora y creo que se debe a las bases que marqué en el pasado“.

Por otra parte, la intérprete de “The Irish Times” habló sobre la fama y sobre tener un vínculo más cercano e íntimo con su público: Preferiría tener una sala con 5.000 personas que sepan cada palabra de cada canción y sientan pasión por mí como institución, que tener 18.000 personas que hayan escuchado dos canciones en la radio y les hayan gustado”.

Con respecto a su carrera y a su futuro, admitió que no le interesa ni ganar más plata, ni ser una superestrella. “Tuve esta conversación con mi gerente. Le dije: ‘Tengo más dinero del que podría gastar en mi vida. Soy dueña de una casa. Tengo algunas alfombras hermosas y muebles geniales y puedo comprar lo que quiera en la tienda de comestibles’. Estamos bien de dinero”, dijo.

En cuanto a su retiro de las redes sociales, explicó que con ellas “su cerebro ya no funcionaba muy bien”: “La experiencia de leer sobre el mundo, sentía que no tenía tiempo para decidir cómo me sentía acerca de nada. Solo pensaba, ‘¿Qué piensan los demás?’. El cerebro convertirá cualquier cosa en una red social”, concluyó la artista.

Rose Bouzon