Los rovers que la NASA tiene en Marte funcionan con la energía solar que consiguen a través de paneles. Esto permite que cuenten con energía supuestamente infinita. Sin embargo, hay ocasiones en las que los paneles solares no captan la suficiente luz. Eso es lo que le ha pasado a InSight.

A través de un comunicado en su página web, la NASA ha explicado que los paneles solares de este robot espacial estaban cubiertos de polvo del planeta rojo. Aunque se haya eliminado parte de ese polvo y el rover esté recuperando unos 30 W-h durante el día marciano, la NASA ha informado que InSight entrará en hibernación durante el transcurso del invierno del planeta vecino.

Mediante esta decisión, se intentará que el rover ahorre y conserve energía con vistas su proximidad al afelio, su punto de la órbita más alejado del Sol. Durante el periodo de invierno marciano, InSight no recibirá apenas luz y a eso le tenemos que sumar que en sus paneles sigue con parte de polvo.

El equipo de la NASA que se encarga de InSight ya había previsto esto antes de la extensión de dos años de la misión espacial. Por ello, diseñaron la misión con la idea de que, durante unos meses, el rover funcione sin instrumentos científicos. Transcurrido el tiempo de hibernación a finales de año, las operaciones científicas se reanudarán con normalidad.

Durante el periodo en el que InSight se encuentre inoperable, reservará energía para sus calentadores, su computadora y otros elementos clave para su correcto funcionamiento.

De momento, gracias al incremento de potencia que han conseguido al limpiarse parte del polvo, la NASA prevé que se podría retrasar el apagado unas semanas. Así, el equipo recopilará varios datos científicos adicionales. A pesar de esto, la hibernación es inevitable.

¿Cómo podrían quitar el polvo del rover?

El equipo de InSight intentará limpiar un poco más de polvo del panel solar este sábado 5 de junio. Sin embargo, aún no está claro cómo lo harán.

Una de las opciones que probaron los expertos fue pulsar los motores de despliegue del panel solar con la idea de sacudir el polvo. No obstante, no lograron su propósito.

Por otro lado, hace relativamente poco, la NASA comenta que varios miembros del equipo científico trataron de escurrir la arena cerca de los paneles, pero sin dejarlos directamente encima de ellos. Sobre esto, Matt Golombek, miembro del equipo en el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (JPL), explicó que arrojar el polvo en los paneles podría facilitar que el viento se llevase las partículas de polvo.

Al poner en práctica esta técnica, se percataron de que donde mejor funcionaba era en el brazo de InSight. Esa extremidad del rover era un lugar lo suficientemente alto como para que el viento soplase sobre los paneles y retirase la arena.

No estábamos seguros de si esto funcionaría, pero estamos encantados de que haya funcionado”, apuntó Golombek. Pese a que la idea fue un éxito, esto no ha resultado ser una garantía de que InSight haya logrado la potencia necesaria. Por el momento, la única solución eficaz será dejar descansar durante unos meses al robot.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.