Brizuela del Moral, que tenía mandato hasta diciembre de este año como integrante de la Cámara Baja del Congreso de la Nación, fue internado semanas atrás a raíz de una neumonía bilateral.

Estando internado, su cuadro clínico se agravó producto de un Accidente Cerebro Vascular. Pero, según informaron medios provinciales, los médicos que lo atendían y la familia aclararon que la neumonía original no había sido consecuencia del Covid-19.

Además de gobernador durante dos períodos consecutivos (2003-2007 y 2007-2011) y diputado nacional desde 2013, fue intendente de la capital catamarqueña desde 1991 hasta 2001. Previamente, había ocupado el cargo de rector de la Universidad Nacional de Catamarca,  hasta que renunció para asumir al frente del municipio.

El actual gobernador Raúl Jalil, lamentó su fallecimiento y dijo que Brizuela del Moral “era un hombre y dirigente que siempre estuvo comprometido” con Catamarca.

En esa línea, el senador nacional Oscar Castillo, referente del radicalismo catamarqueño, definió a Eduardo Brizuela del Moral como “una expresión típica del catamarqueño”, y sostuvo que fue “un hombre dispuesto a aportar soluciones”. “Realmente lo sentimos desde el corazón y desde el concepto político de un gran hombre que ha sido Eduardo”, declaró Castillo.