El mandatario Raúl Jalil, tras la exposición en el encuentro Regional del UNINOA, dialogó con la prensa local, donde desarrolló una serie de temas. Entre ellos estuvo el descarte de otorgar un bono de fi n de año para agentes estatales bajo el fundamento de que en el pasado se daban con los recursos que dejaba la minería.

También se refirió a los cambios en su Gabinete y el llamado a la oposición para iniciar el diálogo en pos de avanzar con una reforma de la Constitución provincial. En primer lugar, anticipó que durante la semana que viene se lanzará una línea de créditos por 300 millones de pesos a través de Capresca para emprendedores.

Además, adelantó que hoy se inaugurará una fábrica, aunque no precisó dónde ni dequé rubro. En tanto, se refirió a la renovación de autoridades tanto en la cámara de Diputados como en la de Senadores. “Nosotros estamos bien”, dijo para acotar que mantendrá
“algunas charlas”. Así, mencionó que la idea es “aprobar el presupuesto y la impositiva lo más rápido posible”.

Por otra parte, sobre el llamado a dirigentes de Juntos por el Cambio para encarar un entendimiento sobre la reforma de la Carta Magna local, Jalil indicó que se pospuso la convocatoria ya que no estaban presentes en estos días y por lo cual se los invitará la próxima semana. En este marco, indicó que dentro de los cambios a la Constitución también debe discutirse la ley electoral provincial e incorporar un tope a los recursos de la Provincia destinados al pago de haberes de las y los empleados públicos -como lo contempla la Carta Orgánica de la comuna capitalina-. “Se debe debatir, como lo tiene la CO de Capital, cuál es el porcentaje que tiene que tener la obra pública y cuál el del empleo”, expresó.

Así las cosas, se refirió a la posibilidad de un bono de fin de año. En este sentido,
descartó esa posibilidad por cuanto “no hay recursos”. Paralelamente, señaló que “el
sueldo que tiene el empleado público por seis horas de trabajo es muy bueno
comparado con los del sector privado, eso también tenemos que equiparar, las
remuneraciones y, no hay ninguna posibilidad económica” de otorgar un bono.

A la vez, explicó que ese emolumento extra “nació en un momento de la economía donde
estaban los recursos de YMAD que no fueron a mejorar la capacidad logística y
productiva de la provincia y nosotros hoy tenemos que pensar en mejorar esas
condiciones y dar préstamos a diferentes sectores como la hotelería”.

“En diciembre se van a dar los cambios de gabinete, vamos a tener un pequeño
achicamiento de ministerios”, expresó en otro orden de ideas y deslizó que “fueron
dos años muy duros para mucha gente que estuvo en el Ejecutivo y que tal vez es
conveniente que cumplan otro rol”.