El director financiero de Apple, Luca Maestri, ha confirmado que los nuevos iPhone llegarán un poco más tarde este año. 

Renders del nuevo iPhone 12.

En una llamada con los inversores de la que se han hecho eco varios medios de comunicación internacionales, Maestri ha dicho que, aunque el año pasado comenzaron a vender los modelos iPhone 11 a finales de septiembre, este año esperan “que el suministro esté disponible unas semanas más tarde”.

Confirmaba así los rumores que han ido apareciendo los últimos días al respecto, sin embargo no ha revelado el motivo por el cual se va a producir dicho retraso. Lo que se rumorea entre los expertos y los filtradores es que la crisis sanitaria ha tenido evidentemente mucho que ver.

Ya a principios de año, The Wall Street Journal informaba de que Apple había retrasado la producción en masa de su próximo teléfono alrededor de un mes. Y esta misma semana, Qualcomm insinuó un retraso de los iPhone 12, destacando un “impacto parcial del retraso de un lanzamiento mundial de un flagship 5G” para sus proyecciones del cuarto trimestre.

De ser ciertos los rumores, los iPhone 12 solo incluirían un cable Lightning a USB-C.

Esta no es la primera vez que Apple ha retrasado el envío de su buque insignia. El iPhone X se anunció junto con el iPhone 8 en septiembre de 2017, pero no llegó a las tiendas hasta noviembre debido a problemas de producción. Y el iPhone XR también se anunció en septiembre de 2018 pero llegó a las tiendas en octubre, después de que los informes sugirieran que los de Cupertino estaban teniendo problemas con la producción de pantallas LCD.