Desde que el hombre pisara la Luna por última vez en 1972, ninguna misión ha vuelto a llevar un ser humano a nuestro satélite. Pero ahora, 50 años después, el regreso puede representar el inicio de una nueva era.

En el momento de publicar esta noticia, la agencia espacial estadounidense todavía mantiene este miércoles, 16 de noviembre, a las 7:04 hora peninsular española como fecha y hora en la que se abre la ventana de lanzamiento de dos horas para el primer vuelo de la misión Artemis I. Pero la experiencia previa nos hace ser cautelosos en las expectativas de ver por fin al megacohete SLS y la nave espacial Orion surcar los cielos, pues ya son cuatro los retrasos que ha sufrido el despegue de este programa.

El equipo de gestión de la misión Artemis I se reunió el domingo por la noche para revisar el estado de los preparativos para el lanzamiento y “dio el visto bueno para proceder hacia un intento de lanzamiento el 16 de noviembre”, afirman desde la NASA. Durante la tarde de este lunes se ha producido una nueva reunión para revisar el estado de las operaciones de cuenta regresiva, así como dos elementos técnicos abiertos.

Todo está correcto: “Los ingenieros examinaron un análisis detallado de la masilla en una costura entre una ojiva en el sistema de aborto de lanzamiento de Orion y el adaptador del módulo de tripulación y los riesgos potenciales si se desprendiera durante el lanzamiento. El equipo de gestión de la misión determinó que existe una baja probabilidad de que si se desprende material adicional, represente un riesgo crítico para el vuelo”.

Los técnicos también completaron el reemplazo de un componente de un conector eléctrico en el umbilical del mástil de servicio de cola de hidrógeno. “Aunque cambiar el componente no solucionó el problema por completo, los ingenieros tienen fuentes de información redundantes suministradas a través del conector”, explican.

La cobertura en vivo de las operaciones de tanqueo con comentarios en NASA TV comenzará el martes 15 de noviembre a las 3:30 pm EST. La cobertura completa del lanzamiento en inglés comenzará a las 10:30 pm y la cobertura de transmisión en español de la NASA comenzará a las 12 am del miércoles”, informan desde la agencia espacial.

El cohete SLS con cápsula Orion, parte de la misión Artemis 1, en una fotografía de archivo.
El cohete SLS con cápsula Orion, parte de la misión Artemis 1, en una fotografía de archivo.
NASA

Una misión que nunca llega

Como decimos, el lanzamiento del cohete Space Launch System (SLS) y la nave espacial Orion ha sufrido ya varios retrasos.

En primer lugar, la misión se vio retrasada previamente por el desarrollo del proceso de ensamblaje y puesta a punto del cohete. Y no solo eso: el heredero del histórico programa Apolo -que llevó a los astronautas Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin a escribir sus nombres en las páginas de la historia de nuestra especie- comenzó a gestarse en el año 2005, cuando bajo el mandato de George W. Bush se dio luz verde a la puesta en marcha de ‘Constellation’, un nuevo programa de vuelos espaciales. 

Sin embargo, en los años posteriores, debido a los temores de múltiples retrasos y sobrecostes, el programa se canceló bajo el mandato de Barack Obama, tomando un nuevo rumbo en el año 2010, cuando el congreso de Estados Unidos aprobó la continuación de los proyectos de la cápsula Orion y el desarrollo de un nuevo cohete que impulsara la misión.

Una vez este estuvo por fin listo, incluso en ocasiones estando preparado en la misma plataforma de lanzamiento y con la nave espacial montada, el despegue ha tenido que posponerse hasta en cuatro ocasiones.

La primera fecha que se dio fue el 29 de agosto, pero el lanzamiento en aquella ocasión tuvo que ser suspendido por un problema con una purga del motor.

Antes de que llegase la hora del lanzamiento, la NASA ya había anunciado el fallo que les impedía lograr la temperatura que buscaban en el motor 3 del SLS. En un comunicado, la agencia había explicado que el equipo estaba acondicionando los motores “aumentando la presión en los tanques de la etapa central para purgar parte del propulsor criogénico” de estos. Sin embargo, no estaban llegando a acondicionar correctamente el motor 3.

Además, en aquel intento el equipo también encontró “una grieta en el material del sistema de protección térmica en una de las bridas de la etapa central”.

La siguiente fecha prevista era el 2 de septiembre, aunque finalmente el intento de lanzamiento se confirmó oficialmente para el día 3. “Estamos procediendo nuevamente a nuestro intento de lanzamiento del sábado, nos sentimos cómodos con nuestra postura de riesgo”, informó Michael Serafin, gerente de la misión Artemis I, en una rueda de prensa. Y añadía: “Dicho esto, no hay garantía de que vayamos a salir el sábado, pero lo vamos a intentar”.

Así fue el intento fallido de lanzamiento de la nave espacial Artemis I de la NASA
Así fue el intento fallido de lanzamiento de la nave espacial Artemis I de la NASA
Europa Press

Desafortunadamente, la agencia espacial tuvo que retrasar la prueba por una fuga en la transferencia de combustible al cohete.

Después de aquello, la agencia espacial dijo que iba a realizar la prueba de demostración “no antes del 21 de septiembre” y que su nueva oportunidad de lanzamiento se efectuaría, en principio, el 27 de septiembre “con una posible oportunidad de respaldo el 2 de octubre bajo revisión”.

Finalmente, la irrupción del huracán Ian en el mundo, y el especial azote de este a Florida, hizo que la NASA decidiera que el tercer intento de lanzamiento de Artemis I no se efectuaría en la fecha prevista. Otra vez.

Se decidió que la nueva fecha sería el 14 de noviembre, y en esas estábamos cuando llegó otro huracán, esta vez con nombre de mujer, y se aplicó un cuarto retraso al lanzamiento de la misión. Así que ahora esperamos que Nicole no deje demasiadas consecuencias y este miércoles podamos ver por fin volar al SLS.

En qué consiste Artemis I

A largo plazo, el programa pretende sentar las bases de una nueva era de exploración espacial, entre las que destacan el establecimiento de una base lunar permanente, las primeras prospecciones para la extracción de recursos lunares y en última instancia servir de trampolín para futuras misiones tripuladas al planeta Marte.

La tripulación también probará nuevos trajes espaciales que permitirán una mayor movilidad, además de nuevos sistemas de comunicaciones y de soporte vital.

El nombre de la misión hace referencia a la diosa Artemisa, la diosa y hermana gemela de Apolo, en la mitología griega considerada la diosa de la Luna, pero también de la caza, los animales y la naturaleza virgen.

[embedded content]

Así, Artemis I será la primera de una serie de misiones que pretenden llevar al ser humano de vuelta a la Luna. Este primer intento de enviar la cápsula espacial Orion al espacio servirá al equipo de la NASA para comprobar que la nave es capaz de realizar las maniobras para las que ha sido diseñado, así como reingresar en la atmósfera terrestre a altas velocidades -se calcula que lo hará a unos 40.000 kilómetros por hora- y continuar intacta.

Durante este vuelo, Orion se lanzará sobre el cohete más poderoso del mundo y volará más lejos de lo que jamás haya volado ninguna nave espacial construida para humanos. En el transcurso de la misión, viajará 450.000 kilómetros desde la Tierra y 64.000 kilómetros más allá del lado oculto de la Luna. Orion permanecerá en el espacio más tiempo que cualquier nave espacial humana sin acoplarse a una estación espacial.

Si todo sale según lo planeado, la prueba no tripulada de Orion amerizará en el Océano Pacífico el 11 de diciembre de 2022, no sin antes haber recopilado información lunar para los científicos de la Tierra durante los 25 días, 11 horas y 36 minutos que se espera que dure la misión. En ese espacio de tiempo habrá recorrido unos 2 millones de kilómetros.

Cronología de la misión Artemis I.
Cronología de la misión Artemis I.
NASA

El megacohete SLS

El megacohete de la NASA Space Launch System (SLS) es un vehículo de lanzamiento diseñado para explorar el espacio profundo. Cuenta con cuatro grandes motores de cohetes y dos propulsores de estado sólido y su construcción -que ha durado una década- ha costado 18 millones de dólares.

SLS está compuesto por una etapa central, dos propulsores SRB (situados en ambos flancos), una etapa provisional de propulsión criogénica (reconocida como ICPS) y cuatro motores RS-25 ubicados en su base.

Según sus desarrolladores, es capaz de transportar unas 27 toneladas métricas a las inmediaciones generales de la Luna, pesa 85 toneladas y mide 98 metros de alto.

La nave Orion

Orion es una nave que transportará a los astronautas al espacio sin depender de terceros, está montada encima del cohete SLS y su misión durará entre 26 y 42 días. La NASA planea usar la cápsula para llevarnos a la Luna en 2026.

La nave se compone de tres partes: un sistema de cancelación de lanzamiento, un módulo de tripulación -con un diseño similar a los módulos de las naves del programa Apolo y capacidad para cuatro tripulantes que puede sobrevivir de forma independiente por 21 días- y un módulo de servicio cuya misión es brindar propulsión, control térmico y energía eléctrica, así como proveerle de agua, oxígeno y nitrógeno hasta que el módulo de tripulación se separe y reingrese a la Tierra.

Cómo se producirá el lanzamiento

SLS y Orion despegarán desde la plataforma de lanzamiento 39B en el puerto espacial modernizado de la NASA en Kennedy. Propulsado por un par de propulsores de cinco segmentos y cuatro motores RS-25, el cohete alcanzará el período de mayor fuerza atmosférica en 90 segundos. Los propulsores de cohetes sólidos quemarán su propulsor y se separarán después de aproximadamente 2 minutos, y la etapa central y los RS-25 agotarán el propulsor después de unos 8 minutos.

Tras desechar los propulsores, los paneles del módulo de servicio y el sistema de aborto de lanzamiento, los motores de la etapa central se apagarán y la etapa central se separará de la nave espacial, dejando a Orión conectado a la etapa de propulsión criogénica provisional (ICPS) que la impulsará hacia la Luna.

Recreación de la cápsula Orion viajando sobre la Luna.
Recreación de la cápsula Orion viajando sobre la Luna.
NASA

A medida que la nave espacial hace una órbita alrededor de la Tierra y despliega sus paneles solares, el ICPS le dará a Orión el gran impulso que necesita para dejar la órbita de la Tierra y viajar hacia la Luna. Esta maniobra, conocida como inyección translunar, apunta con precisión a un punto alrededor de la Luna que guiará a Orión lo suficientemente cerca como para ser capturado por la gravedad de la Luna.

Orion se separará del ICPS aproximadamente dos horas después del lanzamiento. Luego, el ICPS desplegará diez pequeños satélites, conocidos como CubeSats, en el camino para estudiar la Luna o dirigirse a destinos en el espacio profundo. A medida que Orión continúa su camino desde la órbita terrestre hasta la Luna, será propulsado por un módulo de servicio proporcionado por la Agencia Espacial Europea (ESA) que corregirá el rumbo según sea necesario en el camino.

Ahí comenzará la misión de la nave espacial y sus experimentos científicos orbitando la Luna. Se espera que con Orion los científicos puedan probar la gravedad lunar, los peligros de la radiación y fotografiar nuestro satélite natural.

En el momento de publicar este artículo, las condiciones meteorológicas seguían siendo un 90% favorables para el lanzamiento de Artemis I según el pronóstico del lunes 14 de noviembre de los meteorólogos de la Fuerza Espacial de Estados Unidos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorJalil entregó la medalla del Bicentenario de la Autonomía de Catamarca
Artículo siguienteLa empresa Camino S.A. con nueva exportación
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.