Durante la mañana de ayer lunes fue indagado el médico cuya presentación ante la Justicia estaba pendiente.

Según confirmaron fuentes judiciales consultadas por El Ancasti, el médico Marcos Vázquez, prestó declaración ante la fiscal subrogante de la Segunda Circunscripción, Soledad Rodríguez.

La Justicia investiga la muerte de Melanie Carrazana, una menor de 7 años que falleció en enero cuando era trasladada hacia la capital de la provincia en grave estado de salud.

Walter Carrazana, padre de la menor, expuso que “se lo pudo imputar al doctor que faltaba. Anteriormente fueron imputadas las otras dos médicas, gracias a la familia principalmente por haberme acompañado a fiscalía a pedir justicia por mi hija. Pronto, si Dios quiere, haremos una nueva marcha –del silencio–; una nueva convocatoria para que nos acompañe la gente, ya están los tres imputados. Creo que el señor juez tiene las pruebas suficientes para que se eleve a juicio, esto no tiene que quedar así, mi hija tenía 7 añitos, toda una vida por delante y no tuvieron compasión”, dijo.

Durante la indagatoria se le preguntó cuál fue la atención médica que le prestó a la menor; en su defensa el profesional adujo que las autoridades del Hospital José Chaín Herrera conocían que él aún no contaba con la matrícula médica.

La causa también tiene como imputados a las médicas Alejandra Castro y Gabriela Gómez.