Ayer, el presidente Mauricio Macri y sus ministros mantuvieron

Macri reunion con gobernadores
Macri reunion con gobernadores

una reunión informativa con los gobernadores, ante quienes presentó una “propuesta de consenso fiscal”, explicando el nuevo esquema fiscal para llegar a un acuerdo y en línea con la serie de reformas anunciadas tras la victoria del oficialismo en las elecciones legislativas.

Los mandatarios provinciales, entre ellos la gobernadora Lucía Corpacci, escucharon las propuestas del Gobierno en términos impositivos y llevaron ante los funcionarios la discusión por el reclamo del Fondo del Conurbano Bonaerense.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio no hizo mención a la letra chica del acuerdo y anunció el llamado a un cuarto intermedio que finalizará el jueves de la semana próxima.

El Gobierno espera una respuesta de los mandatarios locales y hasta llegar a la fecha de la nueva reunión habrá encuentros entre Nación y provincias de cara a avanzar en un consenso en materia fiscal.

De acuerdo a lo que relata Ámbito Financiero, según fuentes oficiales la reunión se dividió en cuatro ejes: Reforma Tributaria, Ley de Responsabilidad Fiscal, Juicios y Fondo del Conurbano.

Sobre el primer ítem, el Gobierno pidió a las provincias un “esfuerzo fiscal”. Exigió que bajen los impuestos más distorsivos para la productividad y la competitividad, apuntando a Ingresos Brutos.

Como contrapartida, si la reforma se aprobara, Nación cedería un 1.5% de presión tributaria.

En cuanto a la Ley de Responsabilidad Fiscal se instó a los mandatarios locales “a trabajar en conjunto” para la aprobación de la iniciativa en el Congreso.

Respecto a los juicios, la exigencia fue que los gobernadores desistan de los juicios que tienen contra Nación.

Desde Casa Rosada identificaron 56 juicios por distribución de recursos, con reclamos que ascienden a $ 340 mil millones sin contar el reclamo del FCB, que equivale a más de $ 400 mil millones.

En cuanto al tema caliente, el FCB, el Gobierno propuso derogar el artículo 104 de la Ley de Ganancias.

El mismo establecía que un 36% de la recaudación por este tributo no ingresaba a la masa coparticipable y se dividía entre Anses (20%) Buenos Aires ($650 millones), resto de provincias (el 10% por coeficiente de coparticipación) y provincias con necesidades básicas insatisfechas (4%).

Si los gobernadores aceptan, todas estas asignaciones específicas ingresarían a la masa coparticipable, que aumentaría, según estima el Gobierno, en $ 230 mil millones.

Para solucionar el desfinanciamiento de Anses, el Gobierno de Macri propone que el 100% de la recaudación del impuesto al cheque pase al organismo.

El Gobierno aseguró que María Eugenia Vidal aceptó retirar el reclamo judicial por el FCB ante la Corte Suprema si se llega a una “solución gradual” con el resto de las provincias.