Aquellas personas que viven en las zonas rurales suelen tener el acceso complicado a Internet, sin embargo, Alemania quiere ayudar a esta parte de la población para que tengan una entrada a la red que está apoyada por la compra del hardware para proporcionar Internet por satélite, como hace Starlink de Elon Musk.

Dicho plan estará abierto a los proveedores que ofrezcan conexiones inalámbricas a Internet en áreas rurales, aunque de momento, el Ministerio de Transporte alemán agregó que la red se ofrecería a través de satélites o enlaces de radio direccionales, a pesar de que los detalles todavía están en curso para llevar a cabo la compra del equipo técnico.

Por otro lado, el gobierno alemán subvencionará la compra de antenas parabólicas Starlink y de otros proveedores similares que presenten conexiones inalámbricas a Internet con unas ayudas de 500 euros a los hogares. Esta decisión se tomó después de que Andreas Scheuer, ministro de Transporte, se reuniera con Elon Musk a medidos de mayo, teniendo en cuenta que Starlink ofrece por 99 euros una tarifa mensual de Internet por satélite.

El fundador de SpaceX comentó que había recibido más de 500.000 pedidos por adelantado para proporcionar su servicio de Internet por satélite y no prevé problemas técnicos para satisfacer la demanda. Musk publicó en perfil de Twitter que “la única limitación es la alta densidad de usuarios en áreas urbanas”.

La compañía está planteando desplegar 12.000 satélites en total aunque el coste sea de diez mil millones de dólares. Asimismo, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos aprobó el mes pasado lanzar satélites de Starlink en una órbita terrestre más baja de manera segura.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.