Pulseras de actividad, smartwatches, rastreadores, gafas de realidad virtual, auriculares inalámbricos… ¿Cuántos dispositivos de estos tienes ya en tu haber? Según el último informe de International Data Corporation (IDC), uno de los principales proveedores de análisis de mercado, solo en los tres primeros meses de 2021 se han vendido un total de 104,6 millones de unidades en todo el mundo, un 34,4% más que en el mismo período del año anterior.

Lo que más sorprende de este dato no es solo la elevada cifra, también el momento: normalmente, el primer trimestre es tiempo ‘de descanso’ en lo que a consumo de dispositivos se refiere, tras la alegría con la que solemos utilizar la tarjeta durante los últimos meses del año. Pero las cosas están cambiando: queremos tenerlo todo y queremos tenerlo ya.

Que por primera vez en la historia hayamos comprado más de 100 millones de wearables en este período del año tampoco es casual, claro. Como en casi todo lo que ha pasado últimamente, vivir tiempos pandémicos tiene consecuencias, pero no es la única razón. Los expertos hablan también de una especialización tanto en dispositivos como en mercados por parte de pequeñas compañías, que han sabido ver dónde estaba el negocio siguiendo la estela de grandes tecnológicas como Apple o Samsung.

“Las empresas más grandes sin duda han llamado la atención en todo el mundo a los wearables, sin embargo son las compañías más pequeñas las que alimentan el crecimiento”, afirma Ramón T. Llamas, director de investigación del equipo de Wearables de IDC.

Así, “en lugar de competir cara a cara con productos similares a los líderes del mercado, estas empresas más pequeñas se han centrado en mercados específicos y han prosperado con diferentes soluciones”, explica. Por ejemplo, BoAt, la empresa que ocupa el quinto puesto en la lista de IDC, ha tenido éxito al concentrarse solo en el mercado indio, y Oura ha despuntado con un anillo de seguimiento de la condición física que ha triunfado entre los principales equipos deportivos.

A nivel general, en el primer trimestre de 2021 Apple tuvo una participación de mercado de los wearables del 28,8%, seguida por Samsung con un 11,3%, Xiaomi con un 9,7% y Huawei con un 8,2%. Luego tenemos a la mencionada BoAt con un 2,9% y finalmente una amalgama bajo el paraguas ‘Otros’ que representa el 39,1% de las ventas mundiales. Ojo que esa categoría viene pegando fuerte: ha registrado, según IDC, un 55,5% de crecimiento año tras año.

Las 5 principales empresas de dispositivos tipo wearable.
Las 5 principales empresas de dispositivos tipo wearable.
IDC

El smartwatch, líder supremo

Hasta ahora, el reloj inteligente ha sido el rey del cotarro, una fiesta que ha estado -y está- liderada por los de Cupertino con su Apple Watch. De hecho, según el informe, la compañía de la manzana comenzó 2021 de la misma manera que terminó 2020: como el líder indiscutible en el mercado mundial de dispositivos portátiles. El apetito por sus smartwatches se mantuvo fuerte con el SE y el Series 3, más económicos, ganando así todavía más terreno.

Según refleja un informe elaborado por Global Web Index sobre las tendencias de uso de estos dispositivos portátiles en Estados Unidos y Gran Bretaña, los wearables más utilizados son los relojes inteligentes -el 66 % de los propietarios de un wearable tiene un reloj-, seguidos de las pulseras que monitorizan la actividad física -41 %-. El informe, además, indica que el 81% de los que utilizan esta tecnología la asocian a una mejora en su estado de salud y en su estilo de vida.

Lo que viene

Las grandes empresas de tecnología como Samsung y Apple han dicho repetidamente a los inversores en sus llamadas de ganancias trimestrales que los wearables se encuentran entre las fuentes de ingresos y nuevos usuarios de más rápido crecimiento, y las empresas han dicho que la categoría será un enfoque importante en el futuro. 

Actualmente, el espacio de los dispositivos portátiles está dominado principalmente por los rastreadores de actividad de muñeca -relojes inteligentes y bands-, pero como muestran los datos hay señales de que hay todo un abanico de opciones y que ese es un terreno prometedor.

“El mercado no solo está siendo impulsado por marcas más pequeñas, sino que los factores de forma más nuevos también están comenzando a ganar algo de tracción”, indica Jitesh Ubrani, gerente de investigación de IDC Mobile Device Trackers. “Los parches, anillos e incluso gafas de audio están comenzando a diferenciarse de los típicos relojes, pulseras y auriculares, al ofrecer tecnología oculta, pero funcional”, añade.

Por ejemplo, las gafas de audio de marcas como Bose, Amazon o Razer “van un paso más allá al permitir que los consumidores se sientan más cómodos estando siempre conectados”, comenta Ubrani. Los analistas esperan que el crecimiento de estos wearables continúe, y que probablemente se dispare en un futuro próximo.

¿El resultado? Todo lo que tu mente a lo Black Mirror pueda imaginar. En 20Bits ya te hemos hablado de ropa inteligente, anillos que cargan el móvil con tu propia energía corporal, lentillas conectadas e incluso un ‘preservativo’ capaz de poner nota a tu rendimiento a la hora de tener relaciones sexuales.

La ciencia ficción futurista ya está aquí y todos los expertos apuntan a que los humanos vamos a querer estar cada vez más conectados. El smartphone ha sido solo la punta de un iceberg mucho más grande que está todavía por aparecer. Aunque, si la forma en que funcionan los dispositivos de Apple, Samsung y Google es una indicación, es probable que muchos wearables traten al teléfono inteligente como un centro neurálgico móvil para una gran cantidad de dispositivos conectados.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.