La compañía inglesa Inov-8 junto con investigadores de la Universidad de Manchester han diseñado unas zapatillas con suela de espuma mejorada con grafeno. Según los investigadores, este modelo de zapatillas está ideado para los corredores de larga distancia y, además, es más veloz y tiene mayor durabilidad que las zapatillas convencionales.

Las zapatillas tienen una suela de espuma mejorada con grafeno, un nanomaterial mucho más duro y resistente que la goma EVA.
Las zapatillas tienen una suela de espuma mejorada con grafeno, un nanomaterial mucho más duro y resistente que la goma EVA.
Inov-8

El Dr. Aravind Vijayaraghavan, uno de los investigadores de la Universidad, explica que esta suela ha superado intensas pruebas de resistencia en el laboratorio y pruebas con corredores de ‘trail’, que es un tipo de deporte en el que se corre por senderos montañosos. 

“Hemos hecho muchas pruebas en el laboratorio, incluyendo test de envejecimiento agresivos que imitan un uso extensivo. Aunque la espuma estuviera muy gastada todavía producía más energía que otras más nuevas”, ha afirmado Vijayaraghavan.

Con todas esas pruebas, la suela de espuma mejorada con grafeno aportaba un 25% más de energía que las zapatillas con goma EVA. Gracias al efecto de rebote de la suela con este material, esta se deformaba menos y era mucho más cómoda que otras zapatillas convencionales.

El director de operaciones de Inov-8, Michael Price, ha asegurado que “un equipo de 50 atletas de todas las partes del mundo ha probado el prototipo de zapatillas y más de 50 mezclas de espuma mejorada con grafeno. Los test en caminos muestran que la espuma G-FLY sigue actuando bien después de 1.200 km, el doble que el estándar en la industria”.

Las zapatillas siguen cumpliendo su función incluso después de 1.200 kilómetros de recorrido.
Las zapatillas siguen cumpliendo su función incluso después de 1.200 kilómetros de recorrido.
Inov-8

No es la primera vez que Inov-8 trabaja con grafeno. En 2018, lanzó una tecnología a la que denominaron ‘Graphene Grip’ que se trataba de una cobertura de goma de grafeno que emplearon para sus zapatillas de correr. Con este invento, lograron que las zapatillas tuviesen un mayor agarre y no se desgastasen tanto.

La Universidad de Manchester, por su parte, ha investigado mucho materiales, como el grafeno, llegando a ser considerado un referente mundial en su estudio. En 2010, Andre Geim y Konstantin Novoselov, dos de sus investigadores más prestigiosos, ganaron un premio Nobel por ser los primeros en aislar este material.

¿Qué es el grafeno?

El grafeno es considerado uno de los nanomateriales más prometedores de los últimos años, ya que se caracteriza por ser resistente, duro, ligero, flexible y ecológico. Sin embargo, su uso aún es menor del que podría llegar a ser debido su elevado coste. Hasta la fecha, todavía se sigue investigando con la intención de encontrar nuevos métodos para producirlo de manera más barata.

Este material se puede aplicar a diferentes productos, como baterías, chaquetas inteligentes que regulen la temperatura, implantes cerebrales para enfermedades neuronales, para vehículos… En cuanto los investigadores encuentren la manera de producir grafeno con métodos menos costosos, este material podría ser la solución a muchos productos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.