Si se sabe que Usain Bolt batió el récord mundial de 100 metros en 9,58 segundos es porque sabemos que el también jamaicano Asafa Powel lo ostentaba antes, con sus 9.74 segundos. En conclusión: en cualquier área, para poder mejorar hay que medir los resultados. Las métricas no solo permiten conocer los resultados sino realizar estimaciones y análisis de las razones de las mejoras. Porque si conoces los motivos por los que el rendimiento ha mejorado, posees una suerte de receta mágica para seguir haciéndolo.

Pero para ello la medición ha de aplicarse a todo y, en el terreno del marketing, eso incluye también las conversiones offline, porque el verdadero recorrido del consumidor es omnicanal. Pero, ¿cómo trackear una venta cuyo lugar de origen y conclusión son distintos? Google Ads y su proporción de ID únicas son la respuesta.

Ejemplo de su éxito es el de Credexia, una empresa especializada en lead marketing que consiguió aumentar hasta un 75% los leads anualmente gracias a esta medición. ¿Quieres saber cómo lo hizo? Sigue leyendo este artículo en el site Think With Google para descubrirlo.