El domingo, pasadas las 13, efectivos de la Agrupación VIII de Gendarmería Nacional logró secuestrar mercadería ilegal valuada en 400 mil pesos. Dos personas fueron arrestadas y puestas a disposición de la Justicia Federal, mientras que el vehículo también quedó en calidad de secuestro.
El hecho ocurrió mientras los uniformados se encontraban realizando un operativo sobre ruta nacional 60, a la altura del kilómetro 940, en el paraje denominado Las Salinas (La Paz).
Allí, los efectivos de la institución procedieron a controlar un vehículo marca Renault Megane, el cual era conducido por un ciudadano masculino, quien se habría negado proporcionar sus datos desde un primer momento.
En el asiento del acompañante viajaba otro ciudadano de sexo masculino  de 25 años, de nacionalidad boliviana, conforme documentación. Ambos se dirigían desde la localidad de Aguas Blancas, provincia de Salta, a la provincia de Córdoba.
Según fuentes consultadas informaron, al momento de efectuar un control físico y de los papeles del rodado, se observó que en los asientos posteriores y en el baúl había mercadería del rubro “tienda y calzado”, cuyo origen sería extranjero.
Es por ello que inmediatamente se solicitó la documentación que avalara el legal ingreso de la mercadería al país, pero los individuos no contaban con ella.
Asimismo, luego de realizar el conteo correspondiente y conforme consulta de lista de aforo de la delegación Aduana Tinogasta, el valor total aproximado de la mercadería incautada rondaría los 400.000 pesos.

mercaderia ilegal, gendarmeria catamarca, secuestro mercaderia,
mercaderia ilegal, gendarmeria catamarca, secuestro mercaderia,

Inmediatamente los numerarios de Gendarmería establecieron contacto con el Juzgado Federal a cargo de Ricardo Antonio Moreno, mediante la secretaria de Labid José Morcos, quien interiorizado de los pormenores del hecho y ante la negativa de dar a conocer datos personales uno de los ciudadanos, ordenó el arresto preventivo de ambos, la incautación de la totalidad de la mercadería hallada en el vehículo y el secuestro del rodado en cuestión, que tenía sus asientos traseros rebatidos.