Elon Musk está considerando un cambio en Twitter que pondría todo el contenido del sitio detrás de un muro de pago, según un nuevo informe del periodista tecnológico Casey Newton en Platformer.

Desde que el empresario se ha convertido en el CEO la plataforma, tras comprarla hace un par de semanas por 44.000 millones de dólares, ha ido lanzando voces desde su cuenta en el propio Twitter que dejaban ver muy claramente su principal intención: monetizar lo máximo posible el servicio de microblogging.

Primero saltó el rumor sobre el cobro por ser una cuenta verificada, luego sobre que habría que pagar por ver vídeos y finalmente Musk confirmó que estaba subiendo a 7,99 dólares el precio de Twitter Blue, el servicio premium de la plataforma, y que todo aquel que quisiera mantener la insignia azul de verificación debería formar parte de esta suscripción, la cual, además, llevará parejas otras ventajas.

Pero sacar rentabilidad a la plataforma a través de cambios en el servicio para los usuarios no ha sido el único camino que ha tomado Musk. El magnate, desde que tomó el control de la red social a finales del mes pasado, ha despedido no solo a la cúpula de altos cargos de la compañía, sino también a cerca de la mitad de la plantilla, incluida la mayor parte de los trabajadores de Twitter en España -que hasta ahora sumaban unos 30 empleados-.

Musk ha justificado la ola de despidos de Twitter por la compleja deriva económica de la compañía, con unas pérdidas diarias que ha cifrado en cerca de cuatro millones de dólares.

Como decimos, es posible que estas dos maniobras no vengan solas y ahora el principal rumor -y el principal temor- es que el empresario de origen sudafricano quiera que todos paguemos por utilizar Twitter, una idea que según Newton podría llegar a hacerse realidad de forma inminente.

“El liderazgo cada vez más errático de Musk, junto con su hábito de tuitear de mal gusto, ha hecho que muchos empleados actuales y anteriores hablen con un sentimiento de hundimiento sobre el futuro de su empresa”, dice Newton, haciendo referencia a de dónde vienen sus fuentes de información sobre el ‘paywall’ para todos de la red social.

Por el momento, la compañía de Musk no ha respondido a estas informaciones ni ha querido dar comentarios ni aclaraciones al respecto.

¿En qué consistiría el nuevo servicio de pago obligatorio para todos?

Hasta ahora, los usuarios de Twitter tenían acceso a un servicio gratuito en su mayor parte y podían disfrutar de prácticamente todas las funciones sin coste. Sin embargo, de la misma manera que otras populares plataformas, como podría ser Spotify, lo que parece que Musk plantea en adelante es un modelo ‘freemium’, donde únicamente quienes paguen la suscripción de 8 dólares al mes tendrán acceso a la experiencia completa.

Así -y siempre según lo comentado por el periodista Newton-, el muro de pago propuesto por Musk para todo el contenido de Twitter podría permitir a algunos usuarios leer y publicar tuits de forma gratuita “por un tiempo limitado cada mes”, pero requerirá “una suscripción para continuar navegando”.

Esta posible solución para monetizar haría que quienes no paguen tengan una ‘experiencia inferior’, es decir, con más publicidad y con un algoritmo que delimite la visibilidad de sus contenidos.

Musk confía en que la mayoría de los usuarios acaben cediendo a ser Blue: “Tendrás que desplazarte mucho para ver usuarios no verificados”, decía en una entrevista recientemente.

El primer batacazo de Twitter Blue

El lanzamiento del primer proyecto emblemático de Musk, una nueva versión de la suscripción Twitter Blue que permitirá a cualquier persona obtener una insignia de verificación, ha sido un desastre.

La compañía lanzó una nueva versión del servicio de suscripción premium el sábado. El problema es que Blue no estaba disponible, por lo que quienes se suscribieron descubrieron que simplemente habían obtenido acceso a la versión actual del programa de pago de Twitter.

Esther Crawford, directora de producto de la red social, dijo después que “el nuevo Blue aún no está disponible: el sprint hacia nuestro lanzamiento continúa, pero algunas personas pueden vernos haciendo actualizaciones porque estamos probando e impulsando cambios en tiempo real”. “El nuevo Blue… ¡próximamente!”, añadía.

Este desajuste, entre el mensaje recibido por los suscriptores y el comunicado de Crawford es un ejemplo del ambiente de trabajo que se vive en las oficinas de Twitter, especialmente tras los despidos masivos que se han sucedido desde el fin de semana, los cuales han cercenado equipos enteros y han dejado a muchos de quienes continúan en plantilla sin responsable directo ni proyecto en el que trabajar, según informan en Platformer.

Recordemos que, actualmente, Twitter Blue solo está disponible en Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia y cuesta 4,99 dólares al mes.

La compañía había avanzado que entre lo que está por venir en el nuevo Blue, siempre previo pago de 7,99 dólares mensuales, se encuentra una reducción de los anuncios, pero de mayor calidad, la posibilidad de subir vídeos más largos -ahora permite 2:20 como máximo-, priorizar tu contenido por encima de otras cuentas que no pagan, una mejor funcionalidad de búsqueda y una función que permitirá a los usuarios publicar ‘tuits’ con un texto de formato largo. Puede que todo esto cambie ahora que acecha un posible ‘paywall’ para todos los usuarios.

Sin embargo, la nueva versión de Blue será un 37,5% más cara y su valor parece por ahora escaso para la mayor parte de los habituales de la aplicación. Si ya había sido difícil hasta el momento convencer a los tuiteros de hacerse premium -solo había algo más de 100.000 suscriptores activos hasta ahora, según supo Platformer, de los más de 255 millones de usuarios totales-, no parece que la compañía vaya a convencer fácilmente a suficientes personas para que se suscriban y ayuden a Musk en su cruzada por hacer rentable Twitter.

La huida de los anunciantes

Los anunciantes han huido de la plataforma, perplejos por el estilo de gestión desordenado de Musk, que se manifiesta muy públicamente en Twitter sobre casi todo. Y son esos tuits los que han asustado a las principales marcas.

Mientras, el empresario intenta por otro lado volver a enamorar a los anunciantes diciendo que el crecimiento de Twitter está en niveles récord. “El uso de Twitter está en su punto más alto jajaja. ¡Solo espero que los servidores no se derritan!”, bromeaba este martes en su cuenta de la plataforma.

El día anterior había afirmado también que “el número de usuarios de Twitter ha aumentado significativamente en todo el mundo desde que se anunció el acuerdo”, añadiendo que a pesar de que son “días muy tempranos”, a medida que la plataforma se convierta “en la fuente más fiable” para conocer la verdad, esta será “indispensable”.

No obstante, el equilibrio entre publicidad y el nuevo modelo de pago puede ser un problema en el futuro, ya que una de las ventajas que se ha anunciado para el próximo Twitter Blue es que quien pague verá reducida a la mitad la publicidad. Esto tendría como consecuencia la pérdida de unos 6 dólares al mes por usuario en Estados Unidos, según apuntan las estimaciones de los expertos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorAmazon participa en la desarticulación de tres grandes redes de falsificación de productos en China
Artículo siguiente¿Cómo estará el tiempo hoy?
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.