A partir de esta semana se espera que los precios de la carne tengan un incremento aproximadamente del 10% en todos los cortes, por lo que las diferentes carnicerías modificarán los valores de sus pizarras.

Este incremento está relacionado, según lo explicó el empresario Hugo Natilla, por el aumento que tuvo el maíz utilizado para el engorde de la hacienda. “Desde la semana pasada por distintas circunstancias, entre esas el factor clima, el productor pasó de tener lluvias abundantes a tener sequías, eso  hace que el maíz, que se utiliza mucho para el engorde de los vacunos, esté más escaso y más caro, no nos olvidemos de qué en lo que va del año tuvimos una actualización de un 30%, entonces convertir ese maíz en carne, sale un 30% más”, manifestó.

Otro de los factores que influye en estas modificaciones, según Natilla, es el modo en el que trabaja el mercado de hacienda. Aquí es el comprador quien pone el precio a través de un remate de feria. “El productor no pone el precio sino que es el comprador entonces el equilibrio se busca cuando en el mercado hay equilibrio entre la demanda y la oferta. Hoy a una demanda sostenía tenemos una oferta limitada porque el productor no tiene hacienda gorda en  condiciones de mandar a los mercados contempladores o porque está reteniendo su hacienda porque hay expectativas de aumento, eso  hace de que los precios se vayan pensando y lógicamente van a aumentar”, expresó.

Natilla, manifestó que durante la semana pasada ya se realizaron operaciones de hacienda en pie, es decir vivas, con un aumento del 10%, lo que significa que en estos días ese incremento se lo va a ver en los mostradores de las carnicerías.

“Cuesta dar estas noticias pero no nos olvidemos que veníamos con un precio sin subas considerables durante dos años, en diciembre de 2015 ya pagábamos este precio de la carne que después bajo paulatinamente y después empezó a recuperar. Este el aumento va a ser de entre $15 y  $20 en el mostrador, lo que significa un mínimo del 10 % y esperemos que se frene por ahí”, dijo.

En esta línea, Natilla destacó que en lo que va del año no fueron considerables los aumentos aplicados a la carne y que se esperaba un incremento de este tipo para diciembre del año pasado pero que no se dio. “En esa época siempre se dan los aumentos porque el consumo es mucho y el ajuste que llevábamos durante el año fue de entre el 15% o 18 %, o sea que la carne ni siquiera siguió los porcentajes de la inflación y en lo que va del año ni siquiera un 5%. Este ajuste es como que estaba pendiente y el precio de la carne se estaba atrasando” dijo.

10%

Es el porcentaje en el que se espera que aumentará el kilo de todos los cortes de carnes de vaca en esta semana. Este número puede ser mayor en algunas carnicerías.

Nuevo aumento
Con respectos a nuevos aumento en los valores de la carne, Natilla comentó que se analizará la demanda y el comportamiento de los consumidores durante los próximos días para ver si al comprador no le parece excesivo el nuevo precio y continua comprando o no.
Teniendo en cuenta esto es que se podrá saber si el precio de la carne sufrirá nuevas modificaciones.

“Este es el análisis de esta semana, vamos a ver cómo queda y si a partir de este mejoramiento del precio de la hacienda los productores ya comienzan a mandas mas hacienda  a los mercados que harían que se cambien y que puedan encontrar un nuevo piso o un nuevo techo”, dijo el empresario.

En un recorrido realizado ayer por EL ANCASTI por carnicerías del centro capitalino y de barrios aledaños se pudo corroborar que, en su mayoría, los precios aún no habían sido modificados. En las visitas se observó que los precios, si bien había diferencias, no distaban mucho entre comercio y comercio.

Javier, propietario de una carnicería de la zona sur, manifestó que, efectivamente, hubo un incremento del 15% en el precio de costo de la media res.
El carnicero explicó que existe la posibilidad de  que este porcentaje sea mayor debido a que también se le agregan otros gastos fijos y tradicionales que tiene el comercio, como los impuestos.

“Los precios también van variando de acuerdo a la demanda y al stock que queda, ahora como estamos cerca de las Pascuas, baja el consumo de carne, entonces el aumento que hay uno lo trata de amortiguar un poco para que no quede mucho stock, porque a diferencia de otros productos de almacén que se lo puede guardar, a la carne se la recibe hoy y la tenemos que vender como máximo en tres días, no se la puede guardar más e incluso produce pérdida guardarla”, dijo Javier.

El carnicero dijo que en comparación con otros productos la carne no aumentó mucho, pero al estar a un precio que el kilo de los cortes supera los $100 el aumento del 10% es mucho más notorio que cuando aumenta, por ejemplo, el pollo en un porcentaje mayor.

Precio por kilo

CORTE    PRECIO
Nalga    $ 195
Cuadril    $ 191
Cuadrada    $ 183
Bola de lomo    $ 176
Peceto    $ 197
Lomo    $ 225
Blando    $ 163
Costeleta     $ 135
Hígado    $ 44
Mondongo    $ 33
Costilla                          $192
Matambre    $192
Puchero    $ 100

Estos precios son tentativos, por lo que pueden variar de acuerdo a la carnicerías en la que se decida comprar.