La diputada Juana Fernández (UCR) presentó un pedido de informes donde solicita al director de la OSEP, Norberto Bazán, que detalle los gastos efectuados con el Fondo Rotativo Especial “Atención COVID-19”, especificando la cantidad y precio de los insumos adquiridos, como así también quiénes fueron los proveedores con los cuales se hicieron contrataciones directas.

El fondo en cuestión autorizaba a la OSEP a utilizar 100.000.000 de pesos para compras y así atender la crisis sanitaria.
Semanas atrás, en la Comisión de Salud de Diputados, Bazán respondió las preguntas de los legisladores pero algunas quedaron sin responder, por lo que el funcionario se comprometido a informar sobre cuestiones puntuales, una de ellas la utilización del Fondo.
Ante la demora de Bazán, Fernández realizó este pedido de informes.
En su planteo, la diputada también requiere que se adjunten precios y cantidades de lo comprado con este fondo, dado que para tal fin se autorizaron 20 millones de pesos.
En la fundamentación del proyecto, la diputada recuerda el decreto presidencial sobre el aislamiento social, preventivo y obligatorio al cual se adhirió la Provincia y que a raíz de esto decretó el 18 de marzo de 2020 la creación del Fondo Rotatorio Especial “Atención COVID-19” destinado a solventar los gastos que demanden las medidas adoptadas por el DNU de la Nación.
Según Fernández, ese instrumento estableció que se constituya “en la Dirección Provincial de Administración de la OSEP un fondo rotatorio especial por la suma de pesos Cien Millones ($ 100.000.000,00), para realizar compras a fin de atender a los requerimientos de la pandemia COVID-19”.
Añadió que además se autorizó “al director de la OSEP a contratar bajo el Régimen de Contrataciones Directas por la suma $20.000.000,00)”.
Finalmente, Fernández destacó que “la Provincia no registró casos hasta la fecha por la pandemia del COVID-19, y ante esta situación se pudo observar varias falencias en nuestro sistema de salud”, situación que lleva a la génesis de este proyecto para conocer la utilización de los fondos públicos para prevenir el coronavirus.