Ayer se concretó la primera audiencia de conciliación obligatoria entre el SOEM y el Municipio de la Capital en el marco del reclamo salarial del gremio. En la reunión, también se trataron otros temas solicitados por el gremio como adicionales, recategorizaciones, ropa de trabajo y el apartamiento de funcionarios municipales que, supuestamente, habrían maltratado a empleados de la comuna.

En lo que refiere a la discusión salarial, la intendencia ofreció un incremento del 9% para todos los empleados a pagarse en dos partes. La propuesta fue rechazada de plano por el gremio, que la consideró “insuficiente”. Previamente, el gremio había puesto la oferta en consideración de las bases que habían expresado su negativa. En un primer momento, el gremio exigía un incremento salarial del 15%.

En cuanto a los pedidos de adicionales y recategorizaciones adeudados, según se informó desde el gremio, el Municipio ofreció pagar la retroactividad de estos ítems en dos partes. En principio, los sindicalistas aceptarían la propuesta. En cuanto a la ropa de trabajo, la Intendencia propuso entregar a partir del 15 de septiembre la segunda muda de ropa y repasará las áreas que tienen faltante de la primera. En este punto tampoco hubo grandes diferencias y se avanzaría en un acuerdo.

Sin embargo y en lo que corresponde a las denuncias contra funcionarios municipales, el gremio sigue firme con su pedido. En ese sentido, presentó notas firmadas por los empleados del Centro de Emisión de Licencias de Conducir y de la Dirección de Obras Públicas exigiendo el apartamiento de los funcionarios por acoso laboral, hostigamiento y corrupción.

El viernes 10 de septiembre habrá una nueva reunión entre las partes. Desde el gremio se mostraron de acuerdo en seguir negociando y esperan que el Municipio, a cargo de Gustavo Saadi, mejore la oferta salarial.

Reclamo
La conciliación obligatoria había sido pedida por el Municipio de la Capital la semana pasada, luego de fracasar las negociaciones con el gremio y éste haya declarado el paro.

El martes de la semana pasada, el gremio inició las medidas de fuerza en reclamo por un segundo incremento salarial para este año y concretó una manifestación por el centro de la ciudad. La protesta solo duró medio día porque el SOEM fue notificado de la conciliación obligatoria.

El paro se cumplió con un quite de colaboración en los lugares de trabajo, pero los servicios básicos y el normal funcionamiento del municipio solo se vieron especialmente afectados en áreas como Rentas, donde el acatamiento fue total, y en Tránsito, ya que los agentes no salieron a las calles.

A media mañana, el SOEM había partido en caravana desde su sede en la calle 1º de Mayo hasta la Plaza 25 de Mayo, para luego retomar hasta el Palacio Municipal, donde se desconcentraron.

Para este año la Municipalidad de la Capital ya pagó un aumento del 35% en tres cuotas, mientras que a nivel provincial los gremios estatales alcanzaron un acuerdo con el Gobierno del 11%, lo que llevó al incremento anual al 46%.

Con el pedido del 15%, el SOEM pretende que la oferta del Ejecutivo municipal alcance el 50% de incremento para este año. Con el aumento ofrecido por la Municipalidad, el aumento municipal será del 44%.