Cuando estamos en una misma sala con otra persona existe la posibilidad de respirar algo del aire que exhala. Es decir, si el usuario está infectado por la COVID-19, podrías estar inhalando aire infeccioso.

A medida que Estados Unidos comienza a atravesar nuevas fases en la pandemia, algunos Estados del país han comenzado a reabrir espacios interiores para intentar volver a la ‘nueva normalidad’, aunque los expertos en salud dicen que todavía es demasiado pronto. La hostelería quiere subir de nuevo sus persianas para intentar ofrecer un ambiente más seguro con ventilaciones óptimas. Pero, ¿cómo se consigue una ventilación cuidadosa?

Un mecanismo que está empezando a destacar en el mercado es el monitor de dióxido de carbono que puede llegar a identificar los niveles que hay de este compuesto químico en el aire. 

La cantidad que indica el dispositivo es el nivel de aire que está compuesto por el aliento de otras personas. Todavía no es una herramienta clara para identificar los virus que hay por el alrededor, sin embargo, su indicador es idóneo para saber cómo puede ser de peligrosa una habitación. Además, para saber la cifra solo se necesita un portátil un monitor pequeño.

José Luis Jiménez, profesor de la Universidad de Colorado Boulder explicó cómo estas pequeñas partículas podían esparcirse por el aire, “estamos respirando el coronavirus, especialmente en situaciones cuando hablamos con una persona que no lleva mascarilla o cuando compartimos el aire de una misma habitación. Idealmente, tendremos algún tipo de máquina que comience a pitar cuando los viales de aire sean elevados“.

El aire exterior naturalmente tiene alrededor de 400 partes por millón de CO₂, cualquier cosa por encima de esta cifra indica el número de posibles virus que la gente puede llegar a exhalar. Es decir, cuanto mayor sea el número, mayor será el porcentaje de aire que proviene de otras personas.

Ya se han realizado muestras

El equipo de Verge Science probó esta innovación de los monitores por la zona de Brooklyn (New York) para comprobar las ventilaciones en tiendas, bares, restaurantes, metro y la propia calle. En el siguiente vídeo podrás ver cómo se han recorrido la ciudad:

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.