Un joven fue víctima de un robo domiciliario en el cual los delincuentes se llevaron una cuantiosa cifra de dinero en efectivo.

El ilícito sucedió días atrás pero se conoció recién hoy cuando el joven realizó la denuncia.

De acuerdo a los datos que tuvo acceso LA UNION, Gabriel Eduardo Ahumada, de 38 años, se ausentó de su departamento, ubicado en calle Aparicio Vildoza de esta ciudad Capital, y regresó recién al día siguiente.

Al ingresar a su dormitorio, se dio con la novedad de que le faltaba una elevada suma de dinero, que tenía guardado en el placard.

Sin poder precisar el monto, el denunciante manifestó que se trataría de alrededor de setecientos mil pesos en efectivo, todos en billetes de mil.

Al darse con la ingrata sorpresa, se dirigió a la Unidad Judicial N° 5 y denunció el robo.