Los días 9, 10 y 11 de septiembre, el equipo de rescate de la dirección Provincial de
Antropología realizó tareas de extracción de materiales fósiles en el paraje Anjuli,
departamento La Paz.
Los materiales fueron identificados como restos pertenecientes a una especie de la
familia Megatheriidae (megatéridos o megabestia). “Los materiales se encontraban
en la cercanía de un arroyo muy cerca de la superficie y con abundante vegetación,
lo que ocasionó una severa erosión encontrándose en peligro de destrucción total”,
remarcaron desde Cultura. A pesar del paso del tiempo y los agentes destructivos, se
logró recuperar un cuarto del esqueleto contando con tibia y fíbula, fémur, vertebras y
fragmentos coxales.

Estos gigantescos animales, parientes de los perezosos terrestres, se desplazaban
sobre sus cuatro extremidades y se alimentaban exclusivamente de vegetales. Los
ejemplares adultos superaban los 6 metros de altura y pesaban varias toneladas.
Emparentado con los perezosos actuales, la “megabestia” vivió en el continente
americano durante el período Pleistoceno, hace más de 15 millones de años y
desapareció junto con otras especies hace unos 9 mil años, lo que es relativamente
poco tiempo en la escala geológica. La estructura de su esqueleto era muy fuerte y
gruesa con huesos más robustos que los de un elefante, las patas traseras eran
cortas, de grandes pies y la cabeza pequeña en relación con el cuerpo, las
mandíbulas eran poderosas, capaces de triturar ramas, raíces y tubérculos, además
de hojas y flores.
Tratamiento
Los materiales serán estabilizados en el Área Paleontología de Antropología y
clasificados según el Registro de Restos Paleontológicos, para ser restituidos a la
localidad a la cual pertenecen.
La labor se llevó a cabo gracias a Pedro Rojas, quien encontró los materiales a 500
metros aproximadamente de la Escuela Primaria N°269 y puso en conocimiento de
éstos a “Charito” Polti de Tejada, quien realizó la denuncia ante la Dirección de
Antropología.