Esta semana se está celebrando el Mobile World Congress de Shanghái (MWCS) y no serán pocas las novedades que nos lleguen desde el otro lado del mundo. Uno de los avances que ha brillado más ha sido el último lanzamiento de la compañía tecnológica Oppo.

La empresa, dedicada al sector de los dispositivos inteligentes, ha mostrado brevemente una nueva carga inalámbrica sin contacto. Para darle más impacto, ha demostrado el potencial de esta tecnología con el OPPO X 2021, su dispositivo enrollable. Poco sabemos más de la novedosa carga inalámbrica Wireless Air, que ha enseñado en vídeo la marca:

Aunque esta ha sido la parte ‘menos importante’ de su intervención en el MWCS. Lo que la compañía quería anunciar era “el inicio de una nueva era en la tecnología de carga móvil” con la presentación de su proyecto de carga rápida: la Iniciativa Flash, basada en la carga rápida VOOC.

Oppo tiene experiencia en este tipo de tecnología: lleva implementándola más de seis años -se lanzó en 2014- y aseguran que los más de 30 modelos de smartphones que incorporan VOOC han brindado hasta la fecha “una experiencia de carga ultrarrápida a más de 175 millones de usuarios de todo el mundo”.

La novedad que anuncia ahora la marca tiene que ver con la expansión de esta tecnología, ya que Oppo va más allá de los cargadores para casa de sus teléfonos y la incluirá también en “coches, espacios públicos y chips de una amplia variedad de tecnologías”.

Los últimos productos de carga rápida de Oppo ya están haciendo más fácil la carga rápida. El pequeño cargador Mini SuperVOOC de 50 W permite cargar smartphones, tabletas e incluso ordenadores portátiles, y solo tiene 10,05 mm de grosor y 82,2 mm de longitud, por lo que cabe fácilmente en el bolsillo.

Por su parte, el cargador inalámbrico AirVOOC de 65W permite cargar completamente la batería de un teléfono de 4.000mAh en 30 minutos, mientras que el cargador rápido de 125W puede hacer lo mismo en tan solo 20 minutos.

Cada producto utiliza una carga de bajo voltaje, con una estructura de dos celdas y múltiples bombas de carga y sensores de temperatura para regular automáticamente el voltaje siendo capaz de disipar el calor”, explica la compañía.

Para hacer realidad esa expansión, Oppo ha contado con varios socios, entre ellos FAW-Volkswagen, Anker y NXP Semiconductors, “líderes en sus respectivos sectores de la automoción, la carga portátil y la fabricación de chips”, asegura la marca china. Cada socio trabajará “con diseños técnicos propios desarrollados por Oppo, que ha solicitado más de 2.950 patentes de carga rápida en todo el mundo, con más de 1.400 ya concedidas”, informan.

En su intervención en el MWCS, Adler Feng, director senior de Propiedad Intelectual de Oppo, ha manifestado: “La Iniciativa Flash refleja la creencia de Oppo en las tecnologías centradas en marcar la diferencia en la vida cotidiana de las personas. Y, gracias a nuestros nuevos socios, nuestras tecnologías pueden llegar a más personas que nunca. Se trata de un paso fundamental para que los consumidores puedan utilizar sus dispositivos libremente, independientemente de lo que necesiten hacer o del lugar del mundo en el que se encuentren”.

El laboratorio de certificación tecnológica CTTL -China Telecommunication Technology Laboratory- probará y certificará todos los productos asociados y fabricados con la tecnología de carga rápida VOOC. El CTTL ha liderado el establecimiento de normas de seguridad para la tecnología de carga rápida y ya ha concedido a Oppo “una calificación de cinco estrellas” por su sistema de carga rápida VOOC.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.