Los diseñadores de OnePlus no podrían esconderlo aunque quisieran: sus auriculares Buds son tan sumamente parecidos a los AirPods de Apple que hasta la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza -CBP por sus siglas en inglés, Customs and Border Protection- de Estados Unidos los confunde por una falsificación de los mismos.

Los AirPods gigantes son, en realidad, unos altavoces

La historia no es ni una broma ni una noticia de El Mundo Today. Este fin de semana, la CBP informaba de que el pasado 31 de agosto, sus oficiales habían confiscado 2.000 supuestos auriculares Apple AirPods falsos de Hong Kong. El descubrimiento de este cargamento se hizo en una instalación de carga aérea ubicada en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy y los dispositivos iban con destino a Nevada.

En su momento se jactaron del hallazgo: “La interceptación de estos auriculares falsificados es un reflejo directo de la vigilancia y el compromiso con el éxito de la misión por parte de nuestros oficiales todos los días”. Si la mercancía fuera genuina, decía el informe de la CBP, el precio minorista sugerido por el fabricante habría sido de 398.000 dólares -unos 335.800 euros-.

Sin embargo, parece que a los agentes implicados en la incautación no les dio ni siquiera por leer los rótulos de la caja de este wearable, ya que en la misma ponía que los auriculares eran OnePlus Buds. Y eran legales y venían en su packaging original. Así comentaban lo sucedido:

El ‘tuit’ solo decía “Eso no es una 🍎” -con el emoji de la manzana que distingue a la compañía de Cupertino-. Pronto se han sucedido los comentarios y las bromas en torno al asunto, y los usuarios de Twitter han hecho trascender bastante el error. El famoso filtrador de rumores sobre Apple Jon Prosser ha comentado al respecto: “Jesucristo”.

Incluso desde la cuenta estadounidense de Twitter de la marca china OnePlus  pidió que “se los devolviesen”:

No obstante, la CBP no considera esta acción un error y cree que los OnePlus Buds incautados violan la marca comercial Apple AirPods, según explicó un portavoz al medio internacional The Verge.

“Al examinar el envío, un especialista en importación de CBP determinó que los auriculares en cuestión parecían violar la marca registrada de configuración de Apple. Apple tiene marcas comerciales de configuración en su marca de auriculares y ha registrado esas marcas comerciales con CBP”, dijo el portavoz.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.