Trabajadores de Agricultura Familiar realizaron escraches masivos en la Capital, que tuvieron como ejes a la Legislatura provincial, el local partidario de Cambiemos y el Juzgado Federal, por la falta de resolución a los siete despidos realizados y ante la amenaza de otros 24.

La primera de las medidas se realizó frente a la sede de Cambiemos; luego se trasladó a la Justicia Federal contra el juez Miguel Ángel Contreras, a quien cuestionaron por no dar lugar al amparo presentado por los trabajadores. También apuntaron contra los legisladores, a quienes exigieron que vuelvan a expresarse por la situación, y la última de las manifestaciones se realizó frente a la nueva sede de Agricultura Familiar, en Caseros y Chacabuco, donde apuntaron contra el delegado provincial, Esteban Jerez. Desde hoy los trabajadores realizarán un paro por 72 horas.