Recientemente, recibíamos la noticia de que unos ciberdelincuentes habían amenazado con desvelar los datos privados de 3 millones de clientes y empleados de The Phone House si la compañía no pagaba una cuantiosa cantidad de dinero. Días después, los atacantes están empezando a cumplir con su amenaza y está publicando los datos de algunos de ellos.

Phone House recibió la alerta de que si no pagaba el rescate que pedían acabarían publicando esta información personal el 18 de abril. Tras no cumplir con lo que demandaban, una pequeña parte de los más de 100 GB en datos que los atacantes han robado han sido desvelados.

Si Phone House sigue sin cumplir los requisitos de los ciberdelincuentes, seguirán subiendo más datos. Aunque esto resulte alarmante, expertos en ciberseguridad, como McAffe, recomiendan que las empresas no caigan en el chantaje porque el problema puede agravarse.

Dentro de los datos filtrados, ya conocíamos que se encontraban los nombres, DNIs, cuenta bancaria, número de teléfono, correo electrónico, domicilio, empresa en la que se trabaja y fecha de nacimiento.

No obstante, a estos datos que ya sabíamos que tenían guardados se suman los códigos postales, las provincias, las ciudades y la subcontratación del seguro de los dispositivos móviles de los clientes de Phone House.

La publicación de esta información abre la posibilidad de que los usuarios sean víctimas de estafas online de suplantación de identidad y de campañas de phishing.

Ahora se conoce que esos 3 millones de datos que Babuk había robado pueden afectar a un total de 13 millones de clientes. España es uno de los países que más afectado se verá, y de no resolverse la situación, muchos podrán verse envueltos en varios fraudes.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.