En la madrugada del domingo, la nave de SpaceX voló desde el espacio exterior hasta el Golfo de México a través de un aterrizaje en paracaídas. Los astronautas Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker de la NASA y Soichi Noguchi de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), abordaron la cápsula ‘Crew Dragon’ el sábado por la tarde y pasaron toda la noche a bordo mientras se preparaba el motor y ejecutaba maniobras para el reingreso.

El regreso de los astronautas es la misión histórica denominada ‘Crew-1’ para la NASA y SpaceX, batiendo un récord con el tiempo más largo en el espacio (más de 5 meses) de una tripulación que se lanzó a bordo de una nave espacial construida en Estados Unidos.

La inmersión de Crew Dragon en el Golfo de México se vio en una transmisión en vivo de cámaras infrarrojas. La primera respuesta de aterrizaje fueron unos botes rápidos que aseguraban el descendimiento del paracaídas al golpear sobre el agua. Por consiguiente, los cuatro astronautas salieron de la cápsula gracias a la ayuda de los médicos.

Crew Dragon se lanzó al espacio en noviembre del año pasado y los cuatro astronautas estuvieron 167 días aproximados a bordo de la Estación Espacial Internacional. Aunque su regreso se fijó para el pasado 28 de abril, el aterrizaje se retrasó a causa de los fuertes vientos de la zona.

La NASA y la Guardia Costera de los Estados Unidos reforzaron las protecciones para el aterrizaje de la tripulación para asegurarse de no poner en peligro a cualquier persona fuera de la nave espacial.

Antes de su lanzamiento en noviembre, el equipo Crew-1 nombró a su nave espacial Crew Dragon ‘Resilience’ en honor a los equipos de la NASA y SpaceX que trabajaron en medio de una pandemia para hacer despegar su misión.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.