Los troyanos bancarios, virus informáticos, ataques de ransomware y estafas cibernéticas se han convertido en los protagonistas de la seguridad informática durante 2022. Desafortunadamente, los usuarios terminan siendo víctimas de robos de dinero e información personal que termina expuesta en Internet. Si hacemos un repaso, estas han sido las estafas más populares el año.

La estafa de los abuelos

La víctima recibe una llamada o mensaje de alguien que dice ser su nieto, hijo u otro pariente cercano, explicando que necesita ayuda urgente.

En estas circunstancias, las víctimas no siempre comprueban la veracidad de la comunicación debido a la urgencia, por lo tanto, los estafadores pueden reclamar a sus víctimas que mantengan la confidencialidad para no preocupar al resto de la ‘familia’, aunque para dar más realismo a la trama, una autoridad falsa (abogado, fiscal o médico) puede llegar a presionar al usuario para que transfiera los fondos o entregue el dinero en efectivo a un mensajero

Para evitar el fraude, en caso de recibir llamadas o mensajes similares es recomendable que se compruebe su veracidad contactando con el supuesto autor del mensaje a través de otra vía de comunicación, o si no, verificando la identidad mediante preguntas.

Fraudes románticos

Los usuarios que buscan el amor recurren a las apps de citas y a las redes sociales, sin embargo, mientras que la mayoría de ellos buscan una relación, otros ven una oportunidad de estafar. Estos fraudes románticos se caracterizan porque los ciberdelincuentes manipulan a sus víctimas para que transfieran voluntariamente dinero a una cuenta controlada por el estafador.

La clave consiste en desconfiar si un desconocido solicita dinero insistentemente, por consiguiente, es importante investigar la foto y el perfil de aquellos que se ponen en contacto a través de Internet para comprobar si su imagen, nombre o datos han sido utilizados previamente.

En este caso de las estafas, los ‘malos’ saben qué emociones tienen que activar en sus víctimas para que el engaño surta efecto, es decir, mostrarán interés y estarán dispuestos a invertir gran parte de su tiempo para establecer un vínculo de confianza. 

La criptoestafa que cuesta millones de euros al año

Pig Butchering es una estafa híbrida que parte de la misma base que el fraude romántico. Los estafadores localizan a sus víctimas a través de plataformas y apps de citas para establecer una relación con ellas durante un periodo de tiempo. 

Simultáneamente, siguen las tácticas típicas de las estafas de inversión y presentan una oferta que promete grandes ganancias a cambio de una reducida inversión, así pues, el objetivo tiene bajas posibilidad de rechazarla.

Para evitar el Pig Butchering, las víctimas tienen que ignorar las peticiones en redes sociales o aplicaciones que presenten ofertas de inversión, además, los ciberdelincuentes se presentarán como personas de negocios internacionales para establecer una conexión emocional con su objetivo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anterior32 artesanos y artesanas de Catamarca fueron beneficiados con el programa MANTA
Artículo siguientePaclín: Cien por ciento de ocupación en las primeras semanas de enero en las hosterías municipales
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.