Miraflores, Capayán
Durante la mañana de este viernes 9 de diciembre, el obispo diocesano, Mons. Luis Urbanč, puso en funciones al padre Eduardo Navarro como nuevo párroco de Santa Ana y San Joaquín, en Miraflores, departamento Capayán.
La ceremonia litúrgica tuvo como escenario la escuela secundaria N° 44 Jorge Luis Borges, y fue concelebrada por numerosos sacerdotes de los cuatro decanatos: Capital, Centro, Este y Oeste, entre ellos el párroco saliente, presbítero Dardo Olivera.
Participaron autoridades municipales, del Servicio Penitenciario Provincial y de la escuela local, miembros de instituciones, grupos eclesiales y de las distintas comunidades que conforman la jurisdicción parroquial.
Luego de las palabras de bienvenida al padre Navarro a cargo de la Sra. Mabel Carrizo, en representación de la comunidad, se dio lectura al decreto de designación del nuevo párroco, a cargo del secretario canciller, padre Diego Manzaraz.
Más adelante se escuchó el discurso de despedida al padre Olivera por parte de Sra. Silvia Alanis,
Seguidamente, el obispo bendijo el agua con la cual el padre Navarro roció a los presentes.
En su homilía, Mons. Urbanč agradeció a quienes llegaron a participar de esta celebración, “porque es un momento importante para la comunidad, han tenido al padre Dardo que los ha acompañado tantos años, y ahora asume esta posta de acompañamiento el padre Eduardo”.
Destacó que “estamos haciendo esto un día muy significativo para la Iglesia, después de la fiesta de la inmaculada Concepción, cuando todavía tenemos en el corazón el gozo de todo lo que ha sido la novena y ayer la procesión. Y hoy la Iglesia recuerda la memoria de San Juan Diego, aquel nativo mexicano que recibió una gracia especial de Dios, y no sólo él sino toda América”, con la manifestación de la Inmaculada en 1531.
Tomando la figura San Juan Diego invitó al padre Eduardo a ser un servidor humilde a ejemplo de “este gran santo, un servidor, que se dedicó enteramente al servicio de la Virgen después de que se le manifestó en la tilma”.
A tono con este tiempo sinodal que vive la Iglesia resaltó la importancia de “seguir escuchando, prestando el oído a nuestro pueblo y discerniendo el camino por dónde caminar”, y encomendó el ministerio pastoral del padre Eduardo a santos patronos Santa Ana y San Joaquín y a todos los santos patrones de las comunidades de la jurisdicción parroquial.
Seguidamente, el nuevo párroco realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad delante del obispo y ante toda la comunidad. También en distintos momentos de la ceremonia, recibió de manos del pastor diocesano las Sagradas Escrituras, el cáliz y la patena, los óleos para los sacramentos y finalmente las llaves del Sagrario. En este momento se realizó en el lugar una procesión llevando la Sagrada Eucaristía.
Hacia el final de la celebración se escucharon las palabras del flamante párroco y del párroco saliente.

Fuente: El Chasqui Digital

Artículo anteriorImponente muestra de amor incondicional a la Madre del Valle
Artículo siguienteEn una semana aumentó casi un 50% el consumo de energía en Catamarca
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.