La contaminación lumínica afecta a 8 de cada 10 personas en el mundo, según la BBC, y la cifra aumenta hasta el 99% si nos centramos en Estados Unidos y Europa, según Dark Sky. Estos datos crecen cada año y tienen un impacto negativo en el mundo: incrementa el consumo energético y perjudica a la salud de humanos, animales y ecosistemas.

Imagen de la iluminación de Europa por la noche en 2022 desde la EEI.
Imagen de la iluminación de Europa por la noche en 2022 desde la EEI.
ESA

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha querido mostrar visualmente hasta dónde llega la problemática de la luz artificial en Europa y ha fotografiado el continente desde la Estación Espacial Internacional (EEI). Los astronautas de la estación han visto cómo la contaminación lumínica ha aumentado en los últimos años y han querido enseñar lo que ellos veían con más de un millón de imágenes capturadas a través de cámaras digitales.

Un equipo de investigadores europeos ha procesado las fotografías para comparar la evolución de la luz del continente a lo largo del tiempo. El resultado les permitió observar un claro aumento de la contaminación lumínica en las zonas urbanas y un cambio a una iluminación más blanca y azul (a raíz de la incorporación de lámparas con diodos emisores de luz y la tecnología LED).

Fotografía de la Península Ibérica desde el espacio en 2022.
Fotografía de la Península Ibérica desde el espacio en 2022.
ESA

Alejandro Sánchez de Miguel, investigador de la Universidad Complutense de Madrid, compara la imagen final del estudio con «el resultado de un TAC para un cáncer, o una tela de araña fluorescente que no para de crecer».

En un artículo publicado en science.org, el experto subraya la importancia de las fotos realizadas por los astronautas: «Siempre han sido y serán la referencia para las observaciones nocturnas de la Tierra». Sin las imágenes tomadas desde el espacio, Sánchez afirma que «estaríamos actuando a ciegas en lo referente al impacto ambiental de la transición a los LED».

La iluminación de París hace una década [izquierda] y ahora [derecha].
La iluminación de París hace una década [izquierda] y ahora [derecha].
ESA

Milán fue la primera ciudad europea en adoptar la iluminación con LEDs blancos en las calles. Este cambio se pudo ver en 2019 también en Reino Unido y otros municipios de Europa están siguiendo el ejemplo, aunque las farolas fluorescentes y de vapor de mercurio siguen presentes.

Sánchez estima que «a finales de esta década, toda Europa podría emitir un tono blanco desde el espacio». 

¿Cómo afecta la luz artificial al ciclo del sueño?

Los científicos recalcan que la radiación de luz blanca y azul está afectando a los ciclos naturales nocturnos en Europa. El estudio de Sánchez destaca tres grandes impactos negativos:

  • La supresión de la melatonina: las luces privan a los animales, incluidos a los humanos, de la hormona de la melatonina, alterando el patrón de sueño natural. 
  • La respuesta fototóxica de los insectos y los murciélagos: la mayoría de estos seres son extremadamente sensibles a la luz y esta afecta de forma directa a su capacidad para moverse y reaccionar ante la luz. 
  • La visibilidad de las estrellas en el cielo nocturno: los humanos hemos utilizado las estrellas para la navegación desde hace siglos y la dificultad para verlas ahora podría perjudicar a la percepción humana de lo que entendemos como ‘naturaleza’.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorOne Shot: desde hoy se puede comprar alimentos con el 50% de descuento
Artículo siguienteMusk podría restablecer cuentas suspendidas de forma permanente en Twitter (incluida la de Trump)
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.