Música 5 Nov

Mientras Britney Spears dice en las redes que nunca estuvo tan feliz en su vida, su abogado presentó documentos judiciales en un intento por destituir al padre de la cantante, James Spears, como co-conservador de su patrimonio.

En documentos presentados el martes, el abogado designado por la corte de Spears, Samuel Ingham, argumentó que la estrella sufrirá “pérdidas y lesiones” si se le permite a James mantener su puesto.

Ingham ahora solicita que James sea destituido de su puesto tan pronto como se nombre al nuevo tutor de Spears, The Bessemer Trust.

La última batalla legal se produce en medio de la campaña #FreeBritney, que afirma que la cantante está siendo controlada por James, quien se convirtió en su tutor en 2008.

Britney solicitó por primera vez en septiembre que su tutela sea administrada por The Bessemer Trust, una firma privada independiente que se ocupa de $ 140 mil millones para más de 2,500 familias. Ingham presentó por primera vez la moción para que se despidiera al padre de Spears después de enterarse en una carta de su padre el 28 de octubre que el manager comercial de la cantante, Lou Taylor de Tri-Star Sports and Entertainment Group, había renunciado sin avisarla.

En lugar de informar a Britney de la decisión, su padre supuestamente contrató a un nuevo gerente comercial, Michael Kane, de la firma de contabilidad Miller Kaplan. Ingham afirma que al cantante no se le ha dado ninguna información sobre cuánto dinero recibiría Kane del acuerdo o los términos de su empleo.

Como informa Billboard, Ingham describió la carta en los documentos judiciales como un “intento flagrante de James para tratar de mantener el control funcional total de sus activos, libros y registros ante las objeciones de Britney, la renuncia de TriStar y el nombramiento de Bessemer Trust”.

“La sugerencia de que James se quedará con los activos de Britney incluso después de que Bessemer Trust sea nombrado da lugar a una preocupación muy seria en cuanto a la seguridad de los bienes de Britney”, escribió Ingham en la presentación judicial de 10 páginas.

“En cualquier circunstancia, tener una firma de contabilidad externa que mantenga el control de la función de mantenimiento de registros para la curatela en lugar de Bessemer Trust es completamente inapropiado”.

Ingham le está pidiendo al juez que designe un “corredor honesto” para controlar las finanzas de Britney y gracias a eso se fijó una audiencia para la solicitud el 10 de noviembre.

A principios de esta semana, Britney respondió a las preocupaciones de los fanáticos sobre su bienestar en un nuevo video.

“Hola. Así que sé que ha habido muchos comentarios y mucha gente diciendo muchas cosas diferentes sobre mí, pero solo quiero que sepan que estoy bien, nunca fui tan feliz en vida”, dijo en un video de Instagram.