Ayer, Jorge Luis Burgos (35) pasó a calidad de detenido por orden del fiscal Luis Baracat, que investiga la muerte de María Celeste Silva (22) y su pequeño hijo de 1 año, que fallecieron como consecuencia de un incendio intencional en su precaria vivienda del barrio La Ribera la madrugada del lunes.

El joven, que es el principal sospechoso del lamentable episodio, sería imputado hoy formalmente por el investigador por “homicidio doblemente calificado por femicidio y por el vínculo”, señalaron fuentes consultadas por este medio.

Jorge Luis Burgos
Jorge Luis Burgos

Con casi la totalidad de los testigos que prestaron su declaración, además de los resultados de las pericias y la autopsia, el fiscal finalmente decidió imputar a Burgos bajo tal calificación. De prosperar, el muchacho enfrentaría pena de reclusión perpetua.

La mayoría de los testimonios reveló el historial de hechos de violencia a los que era sometida la víctima, quien sentía mucho temor de denunciar. Incluso los días previos al trágico desenlace, la pareja habría atravesado un conflicto que incluyó a la participación de la policía.

En este sentido, según señalaron las fuentes judiciales, el día domingo, efectivos de la comisaría Décima habrían intervenido en un hecho en el que Burgos le habría quitado el bebé a la víctima y luego la amenazó porque había llamado a la policía.

Esto también fue confirmado por Verónica Silva, hermana de la joven madre.

De acuerdo a lo trascendido por las mismas fuentes, los efectivos que prestaron declaración en sede judicial habrían manifestado que en la oportunidad no procedieron al arresto del sospechoso puesto que el padre de la víctima habría impedido el ingreso de los efectivos al domicilio donde se encontraba Burgos, por lo que luego se retiraron.

Por otro lado, un vecino de la víctima habría visto al joven sospechoso cuando se retiraba del barrio aunque, según se pudo conocer, no pudo dar precisiones respecto de las características físicas por la escasa luminaria de la zona. Pero por su forma de caminar, sostuvo que sería Burgos.

De acuerdo a lo recabado por los investigadores, el día viernes, previo al hecho, Burgos habría amenazado con un arma blanca a Celeste luego de mantener una pelea por una presunta agresión a sus hijas de 5 y 6 años. Esto habría ocurrido en presencia de una amiga de la víctima, quien ya declaró en sede judicial, aunque horas más tarde “la pareja ya se había arreglado”, precisaron las fuentes.

El sábado por la noche, la pareja estuvo comiendo hamburguesas en la casa de la madre de Silva. Allí Burgos habría robado una olla eléctrica y un teléfono celular.

Este hecho habría sido el detonante de una nueva discusión en la pareja, que terminó de la peor manera. Esto también fue confirmado por testigos.

Al día siguiente (siempre según las mimas fuentes) Burgos, alcoholizado y bajo los efectos de sustancias prohibidas, habría quitado la criatura de un año a su madre y se negaba a entregarlo, por lo que luego de que llamaran a la policía éste finalmente desistió de su accionar.

Esto sucedió en presencia de Verónica Silva, quien en diálogo con El Esquiú.com expresó que el sospechoso amenazó a Celeste y le dijo “Chinita, vos estás muerta”. Luego de ello se retiró.

Finalmente, el domingo toda la familia se fue a un festejo en la localidad de Nueva Coneta. Allí, según Verónica, la víctima le habría expresado que sentía mucho temor por los dichos del agresor.

“Yo pensé que era una pelea como todas las otras, que después se arreglaban. Nunca me imaginé que fuera a hacer eso este hijo de puta. Tiene que pagar por lo que hizo, no tiene perdón de Dios”, dijo la joven.

La noche del crimen, Verónica aseguró que la joven mamá le manifestó que se iba a encerrar en la precaria casilla a la cual se había mudado hacía una semana, ya que Burgos habría mantenido una pelea con el padre de ella, hecho por el cual éste terminó por correrlo de la casa. La pareja se mudó luego a la vivienda de chapas y palos.

Allí es donde se complica el panorama para los investigadores: por el horario del hecho, se hace difícil confirmar con testimonios que hayan visto al sospechoso.

Así, se refuerza su coartada, aunque todavía restan testimonios de otros efectivos que habrían cruzado la noche del crimen a Burgos cuando se dirigían al lugar del hecho.

Por el momento, el fiscal Baracat considera que hay indicios suficientes que ubican al joven detenido en la escena del homicidio, por lo que en las primeras horas de hoy le haría conocer formalmente la imputación en su contra.

 

Hecho 

María Celeste Silva (22) y su pequeño hijo de un 1 murieron la madrugada del lunes luego de que su precaria vivienda del barrio La Ribera, en la zona Sur de la Capital se incendiara por completo.

Sus otras hijas de 5 y 6 años fueron rescatadas por un joven de 16 que fue ocasional testigo del lamentable hecho. Su pareja es el único sospechoso.

Compartir
Artículo anteriorQuedo detenido por prostituir a una adolescente de 15 años
Artículo siguiente“No estamos dispuestos a despedir a nadie”
Catamarca Provincia
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.