Llega el mes de junio y una de las preocupaciones de los intendentes de los municipios del interior provincial, como así también para los empleados, está relacionada con el Sueldo Anual Complementario (SAC), más teniendo en cuenta que los recursos con los que cuenta para afrontar estas obligaciones no son los suficientes. 
En tal sentido, de acuerdo a los datos que se pudo conocer, algunos jefes comunales analizan pedirle al Gobierno provincial la asistencia financiera para poder pagar en tiempo y forma a sus empleados.
Es así, por ejemplo, que una de las comunas que pedirá ayuda financiera es la de Fiambalá, en el departamento Tinogasta, cuya gestión está a cargo de la intendenta Roxana Paulón.
En diálogo con El Esquiú.com, Paulón señaló que pedirá esta asistencia para pagarles el aguinaldo a sus empleados.