Esta pasarela es única. Convierte los pasos de los visitantes en energía, datos y premios. Quisimos verla en persona, así que visitamos la Universidad de Birmingham y todo lo que podemos decir es que… ¡Deberían haber más pasarelas como esta!