La situación del incendio iniciado el martes, en la cumbre del cerro Ancasti, continúa con actividad en la zona sur. Combatientes de la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales informaron que “el flanco derecho, la zona norte del incendio, está controlado. La cabeza del incendio se dirige al sureste”.
Cristian Velardez, director de la Brigada de Incendios Forestales, comentó al respecto: “Seguimos complicados y sin poder controlar a este incendio. El martes, habíamos controlado hasta el flanco derecho, pero hoy, se reactivó hacia el sur y pasó por el puesto de la familia Lencina. Allí estuvimos trabajando con el personal de la Brigada, Bomberos de la Policía de la Provincia, Defensa Civil y lugareños, para cubrir todo lo que es el puesto. Ahora, vamos a hacer una guardia de ceniza y controlar que no pase a la Ruta Nº 2, porque es hacia allí que se dirige”, informó. La situación en este sector fue muy dramático, sobre todo porque se trató de preservar a la familia y el ganado con el que ellos se mantienen.
El viento 
En la jornada de ayer, el viento fue determinante y lo que mayor dificultad provocó, al punto que los aviones hidrantes no pudieron trabajar. Esto fue confirmado por los mismos brigadistas, quienes señalaron que “se monitorea permanentemente el comportamiento del viento y así poder seguir el curso de las llamas posibilitando un ataque directo más preciso y rápido”.
Desde el área técnica de la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales estiman que, hasta el momento, alrededor de 1.400 hectáreas de pastizal se habrían consumido. No existen números definitivos ya que todavía existe un foco con actividad que esperan controlarlo durante la noche.