La tecnología punta, también llamada última tecnología o alta tecnología es aquella tecnología que se encuentra en el estado más avanzado de desarrollo o, sencillamente, la tecnología más avanzada disponible en el momento. 

La tecnología más avanzada puede aportar muchas ventajas, pero también posee riesgos y desventajas considerables, razón por la cual muchas veces en campos como la exploración espacial o el militar se opta por tecnología certificada, más antigua pero también más fiable y en ocasiones mucho más asequible y barata de mantener.

La verdadera tecnología punta no suele encontrarse en el mercado para consumo masivo en un principio; por lo general, al momento de llegar al mercado una nueva tecnología, en los laboratorios ya se está probando la tecnología que la superará. En general, se asocia a la tecnología punta con tecnología más ecológica, menos contaminante y consumidora de menos recursos y energía.

Sin embargo, son muchos los ámbitos que cuentan con ella para desarrollar sus servicios y productos, formando parte de la producción. A continuación, vamos a enseñarte ejemplos de cómo la tecnología punta se aplica en ámbitos tan importantes hoy en día como por ejemplo, la agricultura: 

Agricultura o agrotecnología

En estos tiempos de reclusión, las nuevas tecnologías pueden ser la clave para que sectores como el agrícola puedan sobrevivir. Las innovaciones tecnológicas y la agricultura de precisión se han convertido en la mejor solución para que los agricultores controlen sus cultivos a distancia.

Los agricultores pueden conocer todo lo que pasa en sus tierras desde el móvil o el ordenador a tiempo real, sin necesidad de desplazarse hasta sus explotaciones y reduciendo así su exposición.

De hecho, ya se emplean drones que generan imágenes espaciales para ofrecer al agricultor toda la información que necesita, como por ejemplo, para detectar las malas hierbas. También se colocan sensores en la tierra para medir parámetros como la profundidad del suelo, su salinidad, textura y capacidad de retención de agua.

Existen distintos tipos de tecnologías aplicadas al campo, en ellas destacan:

– Agroquímicos: creación, desarrollo y uso de fertilizantes, nutrientes, plaguicidas y procedimientos fitosanitarios.

– Mecánica: maquinarias como sembradoras, surcadoras, fumigadoras, tractores, recolectores y todas aquellas que facilitan la vida del agricultor.

– Biológica: creación de semillas, fertilizantes, nutrientes y plaguicidas a partir de modificaciones celulares.

– Informática: herramienta que utiliza plataformas y aplicaciones digitales para administrar y monitorear los procesos de cultivo.

Robótica: maquinaria hiperespecializada que se apoya del software agrícola para trabajar con agricultura de precisión. Los satélites y drones generan información (Big Data) que es analizada para llevar a cabo procesos de fertilización, cosecha o siembra a distancia por robots ‘inteligentes’.

Educación 

El ámbito educativo ha cambiado mucho desde que la tecnología está más presente en nuestras vidas, sirviendo como ejemplo de avance tecnológico en la sociedad, vemos cómo hoy en día la enseñanza se alterna con la informática y ofimática, siendo casi necesario para la formación de una persona, independientemente del ámbito en el que este. 

La creación de plataformas y campus online como Google Classroom, Moodle, Edmodo han sido claves durante los últimos años, y más aún en los confinamientos. 

Las tecnologías facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje respetando los ritmos de cada estudiante. Gracias a la tecnología, el aprendizaje se ha vuelto más cómodo, rápido, sencillo y personalizado.

Aunque no debemos olvidar que la tecnología punta también ayuda a aquellos con discapacidades visuales, auditivas, motoras y cognitivas, siendo un pilar muy importante para proporcionar los conocimientos necesarios. 

Medicina

Sin duda alguna, el campo de la medicina ha sido el más explorado por la tecnología punta, y es que no dejan de crearse dispositivos que la emplean para ayudar al bienestar del ser humano. Por ejemplo, hace poco se crearon las Microsoft HoloLens; unas gafas que pueden llegar a ser de gran utilidad en intervenciones quirúrgicas y esperan ser un gran cambio para la educación médica gracias a la proyección de información digital sobre la realidad que estamos viendo.

Otro gran invento es el cuchillo quirúrgico inteligente iKnife, que funciona mediante el uso de una tecnología en la que una corriente eléctrica calienta el tejido para hacer incisiones sin apenas perder sangre. 

Posee un espectrómetro de masas que detecta los productos químicos en la muestra biológica que se recoge; de esta manera se puede identificar si el tejido es maligno en tiempo real.

También se han creado asistentes robots, y ahora muchos más gracias a la escasez de personal debido a esta crisis sanitaria. Aunque también se han creado y se sigue investigando en chips, sensores y otros wearables que recojan información de nuestro cuerpo y puedan enviar alertas cuando detecten alguna anomalía. 

Los problemas de la tecnología punta

Un problema de la tecnología punto es la poca experiencia que se tiene con ella. En muchas ocasiones utilizar esta opción puede acarrear problemas en la producción, retrasos en el desarrollo, incrementos en los costos, aparición de inconvenientes inesperados. 

Por esta razón, muchas empresas e instituciones prefieren estar en segunda línea tecnológica, pero contar con equipos que han demostrado su fiabilidad o su costo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.