La 100 Actualidad

1 abril, 2020 0:13

La actriz, Mercedes Funes publicó un video contó un duro relato sobre violencia de genero para concientizar a la sociedad.


"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes“Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta”, el desgarrador relato de Mercedes Funes

Mercedes Funes está cumpliendo con el aislamiento obligatorio en su casa junto a su marido, Cecilio Flematti, y el hijo de él, Lorenzo. Sin embargo, en las últimas horas, la actriz subió una publicación a Instagram contando un relato en un video para luchar contra la violencia de género.

Otro femicidio en cuarentena: asesinaron a una chica en Tigre y detuvieron a un hombre por el crimen

El emotivo video, Mercedes Funes lo acompañó con un mensaje para que se detenga con la violencia que sufren algunas mujeres de todos los días. “EL DIABLO Y LOS SANTOS Me disculpo por los problemas de audio, en la lectura del relato se escucha bien. Es mi humilde homenaje y mi pequeño aporte al aullido de todas. #niunamenos #vivasnosqueremos”.

El relato de la actriz comienza: “Fue de esos sueños en donde no te responde el cuerpo. Donde parece que caminaras en un mar de arena mojada o te subieras a un ascensor de bambú, que sube y sube hasta que sus cuerdas de hojas secas se quiebran y cuánto dura esta caída infernal?! Soñé, eso creo. Fue por última vez, de eso estoy segura”.

"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes

“En mi sueño el diablo me tenía boca abajo como castigo por haberlo mirado a la cara y desenmascarado su mueca frígida y desfachatada con solo fruncir apenas mi ceño y soplar entre la carne trémula de mis labios la irreverencia de mi ilegitimo no”.

Durante el video la actriz cuenta una historia de violencia, humillación y destrato. “En mi sueño me susurraba gritos en idiomas ancestrales con lenguas bestiales. Gruñidos, graznidos y serpenteos se abrían paso por mis oídos como una hiedra irrespetuosa”.

“Y sin llamar a las puertas de mis vergüenzas, ingresaba a mi territorio aullando y lamiendo. Roendo y saqueando. Babeando carcajadas y escupiendo promesas, de esas que no deberían prometerse”.

"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes

“De su garganta putrefacta salían mil voces que se alentaban entre sí a tenerme presionada contra aquel colchón hirviente o era una cama de espinas y clavos? No recuerdo. La refulgían las entrañas de un pastizal escondido? O estaba cincelada en el fondo de algún sótano perdido en una ruta sin rumbos?”

En su pesadilla, el hombre que está caracterizado por el diablo la seduce y le promete sueños que terminan siendo una pesadilla. La estremecedora historia está rodeada de violencia y manipulación hacia la protagonista.

“A veces me confundo y creo que ese lecho estaba en la torre de un castillo donde me prometieron ser princesa para luego estrellar mis zapatos de cristal contra el piso filoso donde al fin yacería soñando que sueño una pesadilla infernal y llorando porque Dios y mis santitos están mirando para otra parte”.

"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes

“Porque Dios no existe y en esta pesadilla no hay los príncipes valientes que puedan despertarme. Sólo queda soñar que me duermo para siempre, para que las lágrimas de sangre, moco y miedo dejen de saber a muerte en mi maldita boca insolente”.

El estremecedor relato continua describiendo escenas terribles que vive la protagonista y que lamentablemente no están tan alejadas de la realidad.

“El diablo y sus muchos demonios jugaban a meterme balas por la vagina. Y yo jugaba a quedarme quieta para que no exploten por mis suplicas. Yo jugaba? Ahora no lo recuerdo con claridad”.

"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes

“Entonces, fue entonces? cuando saltando la rayuela que nunca llega a la salvación del cielo, pisé la raya y di el mal paso que me derrumbó a esta tierra arrasada de la que jamás podré salir?”.

Y continua: “Será porque fui yo la que tiró la primera piedrita? Y será que es mi culpa por haber saltado como una casquivana entre números pares e impares, que tropecé y me caí de la rayuela de mi vida?!”

“Perdóname mamá! Perdóname por caerme de mi vida! Fue culpa mía?! De seguro que lo fue! Las voces de la hiedra venenosa del diablo así me lo señalan mientras penetran hacia los rincones de mi alma!”.

“Perdónenme mis santitos! No me castiguen con su ausencia esta última noche de pesadillas sin sueños! Fue mi culpa y fue culpa de mis tetas! De mi culo y mi insolencia! De mi ignorancia y mi arrogancia!”.

"Eso me gritan las muchas voces del diablo, fue mi culpa por puta", el desgarrador relato de Mercedes Funes

“Eso me gritan las muchas voces del diablo que me devora!! Fue mi culpa por imbécil! por ingenua! por pretenciosa! por altanera! por puta! Puta! Puta! Puta! Una bala más por cada grito de puta”.

“Perdóname mamá! Perdóname Dios! No me castigues dejándome sola en este rincón oscuro, dejándome de cara a la oscuridad que no se apaga! Dios!!!”.

“Cuándo se apaga esta pesadilla??! Dios!!!!??????? Dios?? Esa noche creo que soñé. O estaba despierta? Pero si lo soñé fue mi última noche de sueños, de eso estoy segura”.

“La rayuela se borró del piso filoso. Mi río de lágrimas, sangre, vomito y dolor la barrieron para siempre. El diablo ya se fue. Y Dios no volvió”.

“Mis santitos deben temer acercarse a mirar las sobras de mi propia carnicería. Está bien, para qué van a venir, si ya no hay nada aquí por sanar. Así que se irán corriendo a abrazar a mi mamá y a llevarle mi recado de disculpas eternas”.

“No vayas. No te pongas ese vestido. No te juntes con esa gente. No tomes esa porquería. Nos estés por ahí a esa hora. El diablo me dijo que yo tuve la culpa. Y debe ser así porque Dios nunca apareció para salvarme de su castigo”.

“Perdóname mamá. Ya vamos a despertar de esta pesadilla. Juntá mis pedazos y llévame a la salvación del cielo con vos”.

Femicidio en Salta | Sospechan de su nieto y dos personas muy cercanas

“No quiero sentir más el sabor de esta tierra arrasada en la comisura de mi boca insolente. Mi boca que se apaga.Mi boca que no puede llamarte. Mi boca que está muy rota para poder pronunciarte y pronunciar a Dios”.

“Si, ahora recuerdo que soñé una pesadilla y por suerte terminaba conmigo jamás despertando. Perdóname mamita. Perdón mis santitos. Perdóname Dios. Dios? Dios.”.

Escuchá La 100 todo el día hacé click acá

Si querés escuchar Radio Mitre hacé click acá

Anterior Siguiente