El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de la Capital anticipó que a partir del próximo lunes comenzará un paro por tiempo indeterminado en reclamo por una recomposición salarial, tras una frustrada primera reunión con la Municipalidad. Similar suerte tuvo la Asociación de Trabajadores del Estado a nivel provincial, pero en este caso esperarán tener una mejor oferta en una próxima reunión.

La Municipalidad de la Capital recibió ayer al SOEM tras las amenazas del gremio la semana pasada, con las que ya había presionado respecto de la posibilidad de un paro.
El sindicato esperaba que hoy ya hubiera un ofrecimiento por parte del Ejecutivo, considerando que en marzo de este año habían pactado volver a discutir salarios en la primera semana de agosto y esta reunión llegó recién en la segunda. Además, ya habían adelantado que en caso de que la Municipalidad ofreciera un porcentaje similar a la Provincia (por el 10% ofrecido a docentes) iniciarían con las medidas.

Finalmente, comunicaron que “al no obtener un ofrecimiento concreto se decidió convocar a paro por tiempo indeterminado desde la medianoche del lunes 23”, aunque no precisaron cuál será la modalidad de reclamo. La última vez la protesta incluyó un quite de colaboración en los lugares de trabajo.
Así lo decidieron en una reunión entre el cuerpo de delegados y la comisión directiva del SOEM que encabeza el precandidato a concejal por el Frente Amplio Catamarqueño, Walter Arévalo.
Según pudo conocer El Ancasti, el único avance que hubo en la reunión fue respecto a un reclamo por el pago de las recategorizaciones desde julio a diciembre del año pasado, que se concretarían con el salario de este mes, pero no hay precisiones sobre cómo se pagará el retroactivo.

También, se hicieron planteos respecto de la situación en el Centro de Emisión de Licencias, donde los delegados reclaman por maltratos y persecución de parte de la titular del área.
Las pretensiones del SOEM son de un aumento del 15% como mínimo. Ya se liquidó este año un aumento del 35% en dos partes.

 

ATE y Provincia

Ayer también fue el primer encuentro entre los representantes del Ministerio de Trabajo y ATE, también en el marco de negociaciones salariales que fueron comprometidas por el Gobierno.
Al igual que ocurrió con la intersindical docente, el Ejecutivo ofreció un incremento del 10% y fue rechazado por el gremio.
El delegado Juan Albarracín se mostró prudente al señalar que esperarán una nueva propuesta, pero no descartó que pueda haber medidas de fuerza.

“La primera reunión no dejó conforme a nadie. Nos ofrecieron un 10% que está muy lejano a nuestras pretensiones, encima en dos pagos y con una segunda cuota que se va para enero a cobrar en febrero. Vemos que nos es conveniente y seguiremos charlando”, comentó el referente de ATE en Radio Ancasti, donde recordó que el pedido del gremio es del 17% de aumento.
“Todo se puede conversar, pero tampoco tan lejano. Los compañeros nos pidieron que se cobre todo este año”, remarcó.
“Nosotros somos un gremio que hace sus planteos en la calle, y si no hay acuerdo allí estaremos”, advirtió finalmente, al señalar que además piden que este porcentaje sea extensivo a los municipios del interior.

En el caso de la Administración Pública Provincial se logró un acuerdo en abril por un aumento del 35%  a pagarse en tres partes no acumulativas: un 10% a partir del 1º de febrero, un 11% a partir del 1° de mayo y un 14% a partir del 1º de agosto.
ATE pretendía un incremento del 50% para la Administración Pública y del 60% para los municipios, por lo que para alcanzar esa cifra tendrían que pactar por un 15% extra para esta parte del año.