La Administración Federal de Aviación -Federal Aviation Administration, FAA-, la entidad gubernamental responsable de la regulación de todos los aspectos de la aviación civil en Estados Unidos, ha dado luz verde a los primeros vuelos comerciales con drones inteligentes automatizados.

Alemania arranca el proyecto Medify para transportar muestras médicas con drones.

La compañía American Robotics se convierte así en la primera empresa aprobada por la FAA para operar drones automatizados “sin operadores humanos en el lugar”, dice la empresa en un comunicado de prensa. Es decir, hablamos de vehículos aéreos no tripulados sin necesidad de pilotos o de observadores in situ.

Esta aprobación representa “un punto de inflexión fundamental en la industria de los drones comerciales”, continúa diciendo la compañía. “Las exenciones y certificaciones anteriores otorgadas por la FAA requerían observadores visuales estacionados a lo largo de la ruta de vuelo para vigilar el espacio aéreo en todo momento, o requerían otras restricciones onerosas como el enmascaramiento de la infraestructura. Como resultado, el valor y la escalabilidad del uso comercial de drones en EE. UU. se ha inhibido drásticamente o, en muchos casos, se ha eliminado drásticamente”, añaden.

Con esta aprobación, el Sistema Scout de American Robotics es ahora la primera tecnología de drones que puede operar continuamente “sin este costoso requisito humano”, valoran.

Los productores de alimentos tienen que seguir trabajando para asegurar el abastecimiento.

Una vez en el aire, el dron Scout de American Robotics funciona por sí solo. La aeronave navega de forma autónoma por su ruta de vuelo predeterminada con la ayuda de un sistema de detección acústica para alertarla de obstáculos como pájaros u otros drones para evitar percances en el aire. 

También está programado para aterrizar rápidamente si sus sistemas detectan fallos y puede recargarse automáticamente en las estaciones de carga y alojamiento de drones a prueba de intemperie de la compañía.

Los drones pueden recargarse automáticamente en las estaciones de carga y alojamiento "a prueba de intemperie".
Los drones pueden recargarse automáticamente en las estaciones de carga y alojamiento “a prueba de intemperie”.
American Robotics

Esta estación base permite también el procesamiento, el análisis y la transmisión de los datos. Una vez instalada en el campo, todas las facetas de la operación de Scout están automatizadas, lo que permite que esta tecnología recopile y analice datos de resolución ultra alta “varias veces al día durante varios años sin necesidad de mano de obra humana costosa”.

El SITEP H01 es un dron helicóptero monorotor de cerca de 3 metros de longitud.

Con esta decisión, American Robotics puede comenzar a operar “de manera segura” su plataforma Scout automatizada, para “el beneficio de los mercados verticales de energía, infraestructura, agricultura y seguridad, ayudando a desbloquear el mercado de drones comerciales proyectado de 100.000 millones de dólares”, dijo Reese Mozer, director ejecutivo y cofundador de la empresa.

Durante 2020, Scout Systems voló hasta diez misiones automatizadas por día, capturando una variedad de datos avanzados. Según American Robotics, el análisis en tiempo real derivado de estos datos permite a los agricultores, agrónomos, operadores industriales, personal de seguridad y equipos de mantenimiento realizar “un seguimiento preciso de la salud y el estado de sus operaciones, con una resolución y frecuencia que antes no era posible”.

La UME ha recibido estos días el préstamo de dos drones de la empresa Stock RC.

Eso sí, según informa The Verge, los documentos de la FAA muestran que American Robotics aún necesitará asignar un humano a cada vuelo, que revisará una lista de verificación de seguridad antes del despegue e inspeccionará el avión con herramientas remotas. Por lo que el proceso no está todavía completamente automatizados.

Asimismo, aún se aplican ciertas restricciones. Según la exención autorizada por la FAA, la decisión limita las operaciones a áreas con poco tráfico aéreo y visibilidad diurna y requiere que el dron no exceda la altitud de 120 metros.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.