El diputado provincial por el Frente de Todos, Marcelo Murúa salió al cruce de las expresiones de la diputada opositora y presidenta de la UCR Catamarca, Marita Colombo, quien cuestionó la política minera que viene llevando adelante el Gobierno Provincial y en particular refiriéndose al conflicto suscitado días atrás en Andalgalá.        

La gestión de Gobierno de la que formó parte Colombo “trajo la minería a Catamarca y se encargó con sus acciones de que la sociedad le dé la espalda, ahora quiere echar culpas para otro lado” disparó el legislador. 

“Como muchas veces pretende situarse en la posición de sobrevuelo, como si nada tuviera que ver con las acciones del pasado. Creo que no es más que una declaración de objetivos cumplidos por parte de su espacio político y fruto de la política que llevaron a cabo en materia minera cuando gobernaron 20 años la provincia de Catamarca. Si Andalgalá está en esa postura de no aceptar o no querer recibir una explotación minera, mucho tiene que ver  con el antecedente que tuvo la única explotación de esa magnitud como fue Bajo La Alumbrera, en donde la política estatal, desde 1995 hasta 2011, fue que la empresa hiciera lo que quiera” señaló Murúa. “El gobierno del FCyS nunca exigió, ni controló que la mano de obra que se tome tenga altos porcentajes de catamarqueños, ni que se fomente a los proveedores locales” cuestionó el legislador justicialista al defender la actual política minera del Gobierno. 

En este mismo sentido, declaró que “dejaron que se dilapiden los recursos de regalías, hasta 2003 las gastaba el Poder Ejecutivo, luego instauraron un sistema de distribución secundaria que atomizaba el recurso y nunca hubiera permitido, por más que todos los intendentes lo administrarán de manera eficiente, que se hicieran las obras que puedan aportar al desarrollo sustentable del oeste”.

Para Murúa, “es irónico que hablen de un rechazo a la actividad minera en Andalgalá por las acciones de los gobiernos Justicialistas cuando Brizuela del Moral no visitó el departamento de manera institucional en los 8 años de mandato. Evidentemente no querían la minería, pero tampoco nada para desarrollar otras actividades”.

Dijo también que no le extraña la negativa de la oposición de acompañar al Gobernador a Andalgalá, ya que “nunca acompañaron nada”. Y agregó que “durante la pandemia se pusieron en la vereda del frente de todas las decisiones del gobierno esperando que fracasen aunque en ello, esté en juego la salud de los catamarqueños”.  

Por último, Murúa destacó la política minera llevada adelante por el gobierno de Lucia Corpacci y en particular con el proyecto de Agua Rica.  

Las acciones que llevó adelante el gobierno de Lucia Corpacci marcaron el rumbo hacia un proyecto con menor impacto ambiental como es el proyecto integrado,  llevar mucha más información a la sociedad con los centros de control minero, exigir de una manera más concentrada la inversión de responsabilidad social empresaria, exigir y controlar que los emprendimientos tengan en sus plantas muchos más catamarqueños, desarrollar las cámaras de proveedores mineros entre otras medidas” finalizó.