La Policía de la Provincia trabajó este fin de semana en el cumplimiento del DNU por
la prevención del Covid-19, con lo que desbarataron varias reuniones sociales
clandestinas que se estaban desarrollando en distintas partes del territorio provincial.
Por un lado, pasadas las 22.20 del sábado, la Jefatura de Santa Rosa de la
Comisaría de Los Altos desarticuló un evento familiar en el barrio 25 de Mayo, donde
fue demorado en averiguación de antecedentes un grupo de cuatro personas.
Posteriormente todos los involucrados en la fiesta clandestina, que además estaban
siendo investigados por la Fiscalía en turno por una denuncia sobre la sustracción de
dinero en efectivo de un domicilio, recuperaron la libertad.
Rebeldes
Por otra parte, pasada la medianoche, se labraron actuaciones de oficio en una fiesta
que se desarrollaba en la localidad de Fuerte Quemado, en el departamento de
Santa María.
En ese domicilio debió hacerse presente personal policial para desalojar la reunión,
de la que tomaban parte entre 8 y 10 personas, lo que ocurría en un inmueble
perteneciente a una mujer de apellido Mamaní.
Al momento del arribo del personal policial, los comensales se encontraban
consumiendo bebidas alcohólicas y escuchando música a alto volumen, y ante la
presencia de los uniformados, los concurrentes se negaron a ser identificados e
insultaron al personal policial, lo que finalmente concluyó con estas personas
demoradas, informándose sobre lo ocurrido a la Fiscalía de Cuarta Circunscripción
Judicial.
Las mismas fuentes dieron a conocer, por otro lado, que a las 1.40 de la mañana,
también en jurisdicción del departamento santamariano, cinco personas mayores de
edad fueron notificados por incumplimiento del uso de barbijos, así como de las
restricciones de circulación.
En estos operativos se incautó una botella de bebida alcohólica y un automóvil
Renault Clío.
Valle Central
Por último, la policía informó que a las 2.20 la madrugada de ayer, personal de la
comisaría Quinta irrumpió en un domicilio de calle Samuel Molina al 200, en la ciudad
Capital, donde también se realizaba una fiesta privada.

En el lugar, los policías procedieron a identificar a 18 personas de ambos sexos,
quienes habrían sido sorprendidas quebrantando las disposiciones contenidas en el
decreto N° 1.578, en virtud de lo cual se realizaron las notificaciones
correspondientes previo a labrar las actas de rigor.
A su vez, se informó que en el transcurso del fin de semana, 87 personas de ambos
sexos fueron notificados por estos incumplimientos.
Asimismo, 70 vehículos fueron incautados, debido a que sus conductores infringieron
las disposiciones de la ley nacional de Tránsito N°24.449, siendo remitidos los
rodados a los Corralones Municipales y seccionales respectivas.
Desde la Policía recordaron a la ciudadanía en general que los horarios de
circulación son de 6.00 a 0.00, instando al uso constante del doble barbijo, el
distanciamiento social, alcohol en gel y otros elementos de higiene.